Za Za, emperador de Ibiza, de Ray Loriga, y el surrealismo excesivo

ZaZaRayLoriga

Za Za es Zacarías Zaragoza Zamora, un retirado dealer del narcotráfico que lleva una vida tranquila en Ibiza. ZAZA es también el nombre una nueva droga que da la felicidad. ZAZA es, además, el nombre del grandísimo y lujoso barco que ha atracado en el puerto ibicenco y que tiene a todo el mundo embelesado. Tantas “z” juntas no podían dar lugar más que a una delirante red de malentendidos en los que se verá envuelto el ex dealer, pues lo confunden con el creador de esa droga tan perfecta y, por tanto, el dueño del inmenso barco. Matones que no hablan, una gogó que predice el futuro, una doctora obsesionada con su jefe, que es el verdadero inventor de ZAZA, monos que se ríen a carcajadas y otros personajes esperpénticos son el elenco de lo nuevo de Ray Loriga.

Za Za, emperador de Ibiza está más trabajada que la anterior obra del autor, El Bebedor de Lágrimas, pero no llega a entusiasmar. El libro es muy breve, pero las primeras cien hojas son una mezcla de un puñado de frases buenas, para subrayar, reflexiones interesantes, y muchísimos párrafos que no aportan nada, que no son más que relleno.
Es cierto que el autor se cuestiona qué es la felicidad y hace una crítica irónica e inteligente sobre determinados aspectos de nuestra sociedad. Esas reflexiones y el personaje central, que está bien perfilado, son lo que más gustará, pero las escenas surrealistas hasta más no poder podrán desencantar al lector. Si a ellas le sumamos un final ilógico, la desilusión es mayor. Las piezas de ese delirio, sencillamente, no acaban por encajar.
La trama de Loriga es un disparate, y es ahí donde reside su originalidad, pero el hecho de que pueda suceder cualquier cosa, desconcierta y no convence, de modo que va perdiendo frescura conforme pasan las páginas: no todo puede estar justificado y la sensación que puede dejar la novela es la de la improvisación.

FICHA TÉCNICA:
Za Za, emperador de Ibiza, de Ray Loriga
Alfaguara
Adultos
216 páginas
18 €

Marina García. Nací en la primavera de 1988 en Málaga, ciudad que me ha visto crecer y que ha sido testigo de mi romance, al principio pausado y después apasionado, con el mundo de las letras. Estudié Periodismo, pero como desde que tengo uso de razón me ha gustado mucho enseñar, me preparé para poder ser profesora de Lengua y Literatura. He realizado un Máster en Gestión del Patrimonio Literario y Lingüístico. Hace cinco años, además, decidí compartir esa bonita pasión por las letras a través de un blog, El Devorador de Libros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.