Velan por la seguridad de forma altruista

proteccioncivil2Isidoro Arias, Antonio Pardo, Evaristo Castillo, Antonio Fernández y Abel Moreno son las cinco cabezas visibles de un cuerpo que vive día a día velando por la seguridad de los vecinos de Rincón de la Victoria. Todos ellos se encargan de un área específica y llevan trabajando de manera altruista para el municipio desde hace casi una década.

No hay que pasar más de una mañana cerca de estos hombres para darse cuenta de que están hechos de otra pasta distinta. Son personas anónimas, formadas como cualquier cuerpo de seguridad (bomberos, policía, etc.) pero que prestan su esfuerzo, su tiempo y su valentía sin pedir nada a cambio, y a los que poca gente parece hacerles cuenta.

“La gente oye “voluntario” y ya piensa que no somos profesionales”, comenta Arias y continua explicando que lleva trabajando nueve años en este municipio y todos los días sigue formándose en prácticas y en teoría, junto a sus compañeros.

Este año han podido adquirir nuevos materiales y efectivos técnicos, como ropa, un kayak o una zodiac, entre otros. Parece que el nuevo equipo de Gobierno, capitaneados en ese caso por el Concejal de Protección Civil, Antonio González, se ha propuesto darle un empujón a este servicio.

Prevención a la ciudadanía

“Nuestra labor, por encima de todo, es prevenir, ayudar a la sensibilización social, a lo que se deberían destinar más fondos”, explica Moreno y continua diciendo que “si educamos a los niños en las escuelas, ellos mismos educarán a sus padres”. Lamenta que a esta tarea no se le preste ni la atención ni los recursos necesarios para llevarlo a cabo.

Aunque su función puede estar más asociada a las playas –ahogamientos o socorrismo-, lo cierto es que Protección Civil siempre está ahí: inundaciones, incendios, pequeños traslados, colaboración con la policía en eventos o primeros auxilios, por ejemplo.

La ciudadanía en general no tiene conocimiento de las labores que realiza la Protección Civil y no sabe que no puede inscribirse sin más, sino que hay que realizar unos cursos de preparación teórica y práctica durante un año que tienen como evaluación final unos exámenes. “No todo el mundo está preparado para formar parte de Protección Civil. El 60 por ciento abandona, pero el 40 por ciento restante es el que merece la pena, porque se lo toma en serio”, cuenta el responsable. “Nosotros, sin el grueso del voluntariado, no podríamos hacer nada. Ellos son realmente el alma de este cuerpo. Durante todo el año se realizan cursos para los voluntarios, para que cada vez tengan más nivel y puedan prestar mejor su ayuda. El propio personal de Protección Civil es llamado como profesor por toda España para impartir estos cursos, y tenemos el reconocimiento por nuestra participación en situaciones de crisis a las que hemos sido llamados fuera de nuestro municipio”, afirma Moreno. “Para nosotros es una forma de vida y seguiremos en la sombra aunque aún no tengamos nuestro justo reconocimiento”, comentaba Arias.

proteccioncivil3

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.