Una deuda de 5.000 euros pudo ser el móvil del crimen de La Cala de diciembre

agresoracalaAyer al mediodía, aproximadamente a las 14:00 horas de la tarde, la Guardia Civil detuvo en su domicilio, ubicado en el edificio Marbella de la Avenida del Mediterráneo, a la presunta autora del crimen de La Cala del Moral. La arrestada, una mujer de la localidad de Rincón de la Victoria de 60 años, cuya identidad se corresponde con las iniciales A.M.N., es la principal sospechosa de la muerte de la malagueña Dolores Ruiz (69 años), degollada el pasado 18 diciembre.

En la jornada de ayer, a primera hora de la mañana, las fuerzas de la Guardia Civil y, en concreto, los especialistas del Grupo de Homicidios pusieron en marcha un operativo para apresar a la presunta agresora. Los agentes se desplazaron hasta el domicilio de la sospechosa para interrogarla y registrar con profundidad el inmueble en su presencia. Durante horas, los efectivos policiales estuvieron peinando la propiedad en busca de pruebas y también recabaron declaraciones de diversos vecinos. Este periódico pudo hablar con uno de los vecinos interpelados y éste afirmó a ‘La voz de hoy’ que los investigadores habían llegado al bloque poco rato después de las 8:00 horas. De la presunta autora del crimen, aseguró que se trataba de una mujer normal, que le saludaba con educación cuando se cruzaban en el descansillo y con la que jamás había tenido ningún problema.

Degollada en el paseo marítimo a plena luz

El crimen, que fue cometido sobre las 12:40 horas del día 18 de diciembre en el paseo marítimo de La Cala del Moral (a la espalda del chiringuito La Posta de El Ángel), pudo haberse producido por motivos económicos. Según diversas fuentes cercanas al caso, la detenida debía a la víctima una cantidad de 5.000 euros en concepto de unas joyas que le había comprado pero que no le había pagado.

Esa mañana de diciembre, los testigos del trágico suceso sólo pudieron vislumbrar a una mujer rubia, vestida de verde y de mediana edad que salía huyendo de la escena del crimen mientras la víctima caía desangrada. Desde el primer momento, las principales sospechas apuntaron al entorno de Dolores Ruiz, ya que son varios los testimonios que aseguran haber visto a las dos mujeres esa misma mañana, momentos previos al fatídico desenlace, pasear juntas e incluso tomar café y charlar como amigas. Durante la inspección ocular de la zona los agentes encontraron un bolso con sangre dentro de un contenedor a través del que identificaron la identidad de la víctima. Desde entonces las investigaciones se declararon secretas por la autoridad judicial.

Varias jornadas después del homicidio, la Guardia Civil detuvo a una presunta agresora en Málaga capital, pero tras el interrogatorio quedó puesta en libertad.

Hoy, casi dos meses más tarde, todo hace pensar que esta vez sí han dado con la autora del crimen. Desde el principio, según afirman fuentes cercanas al caso, se barajaron algunas posibles sospechosas, entre las que se encontraba A.M. N., que tras los análisis del laboratorio de criminalística han llevado a su detención.

La arrestada, que abandonó el inmueble con la cara tapada y entre insultos e improperios procedentes del numeroso grupo de personas que fue aglomerándose en el lugar, pasará a disposición judicial en los próximos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.