Un mundo propio esculpido en bronce

seguiri1El escultor José Seguiri nació en la Cala del Moral en 1959. Desde pequeño empezó a dibujar y cuando era adolescente supo que a eso quería dedicarse el resto de su vida. Estudió Bellas Artes y probó fortuna en diferentes provincias hasta que en el 86 se dio a conocer por sus esculturas en una galería de Madrid.

Su obra es a veces equívocamente comparada con la de Botero, pero según explica Seguiri sus influencias son ante todo mediterráneas. “Me inspiro en mosaicos romanos, griegos y bizantinos… adoro los frescos de Pompeya… me fijo más en Antonio Canova o el Picasso de los años veinte, esas son mis verdaderas influencias”, afirma.

En la entrada del Parlamento Andaluz se puede ver el Hércules que realizó para Expo 92 de Sevilla. En el municipio también se encuentra el Rapto de Europa en la Casa Fuerte Bezmiliana y Eros y Delfín en la rotonda de la iglesia de La Cala. En el centro de Málaga también está la paloma quiromántica, en C/ Strachan, El Rapto de Sabina en Pza. Uncibay, la espectacular fuente El Baño de Diana, en C/ Beatas y las colosales cabezas de bronce en el parque de la Paloma de Benalmádena, pruebas del reconocimiento del pintor y escultor caleño que también cuenta con trabajos repartidos por la geografía española y portuguesa, así como las que realiza de forma habitual para galerías de arte de París y Portugal.

Cómo empieza la obra

Pepe Seguiri huye de todo lo digital. Sigue trabajando la escultura de manera tradicional. El artista muestra unos pequeños cuadernos de tapa rústica donde garabatea los bocetos que posteriormente comenzará a esculpir.

A partir de ahí, empieza a darle vueltas. Si la postura le convence y la plástica es la que busca vuelve a rehacer el boceto a un tamaño mayor, casi de mural, a carboncillo sobre enormes cartones anclados a la pared de su estudio.

Luego, dependiendo del tamaño de la obra,  realiza maquetas en barro o en poliexpan de donde posteriormente se sacarán moldes sobre los que se verterá el bronce fundido.

“Trato de transmitir en mis esculturas algo que va más allá de la escena que representan. Un misterio, un clímax envuelto en una atmósfera sensual”. Las escenas se presentan cargadas de erotismo, de belleza desnuda e íntima.

Su casa es la mejor muestra de su trabajo, el porche lo guardan enormes bustos y esculturas que son maquetas de obras realizadas en bronce que hoy se exponen en lugares públicos.

“Ver que la gente se hace fotografías junto a mis esculturas y que los niños juegan con ella, subiéndose, escalándolas, entrando en ellas, es lo que realmente le da sentido a todo”.

En su estudio pueden verse cientos de maquetas y pequeñas figuras de barro, óleos, esculturas, bocetos…es la casa de un escultor de oficio, sin duda alguna.

Pepe es, por encima de todo, un hombre sencillo y tímido. Como todos los artistas tiene un mundo interior muy particular. En él se pierde y se recrea. Se expresa mejor con su arte que con sus palabras.

“No soy de muchas relaciones sociales, disfruto más de la compañía de mi mujer, de mis animales y del silencio en mi estudio”, reconoce mientras continúa mostrando sus trabajos. Infinitos, maestros e imposibles de describir en un solo artículo.

seguiri2seguiri3seguiri4seguiri5seguiri6seguiri8

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.