Un Kit Kat gigante tamaño XXL

kitkatxxlCaballo grande ande o no ande, aunque en este caso anda…, anda que no está buena la receta que te traigo.

Hoy voy a ser muy directa, en esta entrega te voy a enseñar a hacer, la que es, probablemente, la receta más divertida que he publicado hasta el momento: un KitKat gigante.

Publicidad

¿Recuerdas aquellos anuncios que decían “tómate un respiro, toma un KitKat”? Pues como regales a alguien este respiro que te propongo, de tamaño XXL, habrás de tener cuidado no se te vaya a terminar ahogando.

Es una receta tan fácil que puedes hacerla con niños, les va a encantar. Puedes usar este mega KitKat para darte un capricho, pero, sobre todo, para sorprender cuando tengas que hacer un regalo. Y, te aconsejo, ten a mano un móvil o cámara de fotos antes de catarlo porque no habrá quién se resista a fotografiarlo y vacilar con él en las redes sociales. Sobre todo, es ideal para ser el rey de Instagram.

El tamaño del gran KitKat va a depender de lo desproporcionada que quiera ser la broma/sorpresa que vayas a hacer, cuanta personas intuyas que van a querer hincarle el diente (muchas, te lo aviso) y cuanto de grande consigas el molde.

Lo ideal es usar un molde o bandeja de horno con forma de lingote. No son difíciles de conseguir. Cuenta cierta leyenda, que lo que no se venda en una tienda de chinos, no existe. Aunque si eres ingenioso y puedes hacerte un molde con una caja de cartón o cualquier otro artilugio, las posibilidades para tu KitKat aumentan exponencialmente. También, (en realidad temo darte este consejo porque cualquier médico que me leyera podría denunciarme por atentar contra la salud), si por un motivo justificadísimo en el que vas a compartir el KitKat con mucha gente y no por un mero y desproporcionado ataque de glotonería, quieres hacerlo enorme, de varios kilos, tendrías la opción de usar como molde una jardinera de plástico. Ahí lo dejo.

Evidentemente, para mostrártelo, yo no he sido tan temeraria y he hecho un KitKat grande empleando un molde en forma de lingote. Como no puedo darte las cantidades exacta de los ingredientes porque no sé qué molde vas a utilizar, te diré las cantidades que yo he necesitado para el mío, a modo de orientación. Los ingredientes que he necesitado han sido 300 gr. de chocolate negro, 300 gr. de chocolate con leche, un bote de Nutella (también sirve cualquier otra crema de cacao) y 450 gr. de galletas barquillo rellenas de chocolate.

La elaboración consiste en sencillos pasos. Primero derrite la mezcla de chocolate negro y chocolate con leche, al baño María o en el microondas. Ten cuidado al derretir el chocolate en el microondas, para que no se pegue requiere que cada pocos segundos estés sacando el bol con los chocolates y lo muevas un poco. Una vez esté todo el chocolate derretido, vierte una primera capa de chocolate bastante generosa (ten en cuenta que los KitKat originales llevan bastante chocolate alrededor de la parte de galleta). Después, dispón capas de galletas barquillo en el molde, pero dejando cierta separación por los laterales. Entre capa y capa de galleta, unta un poco de Nutella. Finalmente, cuando hayas alcanzado la altura deseada, vierte el resto del chocolate. La idea es que el chocolate cubra los espacios laterales que has dejado previamente y que no llegues hasta el límite del molde poniendo galletas, sino que dejes un margen para que también haya una capa generosa de chocolate, en la que luego, al darle la vuelta al molde, será la base. Y ya solo queda que lo dejes enfriar unas horas en el frigorífico antes de desmoldarlo. Con que le des la vuelta al molde sobre una superficie lisa y unos golpecitos, será suficiente, no hace falta que lo metas al baño María para desmoldarlo (y menos ahora que estamos en verano y, ¡ay de ti, si eres tan osado como para dejarlo mucho tiempo fuera de la nevera).

Puedes decorarlo como si fuera una tarta con virutas o lascas de chocolate, aunque lo verdaderamente divertido es dejarlo tal cual para simular que es la famosa chocolatina.

Si vas a usar esta receta para regalarla y eres de los que les gusta currarse las cosas, te recomiendo algunos detalles. Para que parezca aún más un KitKat, imprime el típico logotipo de la marca, haz el círculo y sobre él las letras, de forma que tengan cierto relieve (por ejemplo, usando un cartón grueso) y ponlo en la base del molde antes de empezar a verter la primera capa de chocolate. También puedes cuidar la presentación envolviéndolo en papel de aluminio y, después, con papel de regalo rojo. Y si ya lo que te va es el postureo, puedes imprimir sobre un folio, otra vez, el logotipo de la marca y pegarlo en el envoltorio.

Desde luego, si quieres impresionar a alguien, con esta idea, ¡vas a triunfar!

Eva María Torres de los Santos. Soy sevillana, natural de un pueblo de marismas por cuyas arterias corre jugo de tomate, conocido como Los Palacios y Villafranca. Nací hace ya un cuarto de siglo, una tarde lluviosa de junio en la que casi mando al otro barrio a mi madre. A modo de compensación, en cuanto alcancé la altura suficiente para llegar a la encimera y a la vitrocerámica, empecé a ayudarla a cocinar y así surgió una de mis grandes pasiones. Mis otras aficiones, llámenlas inquietudes o gusanillo que si no alimentamos a conciencia nos acaba consumiendo como una solitaria, me han llevado a Licenciarme en Historia y hacer un Máster de Escritura Creativa.
Puedes leerme en http://evadeteescrituracreativa.blogspot.com.es/ 

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.