Un alivio desconocido

masaje

masajeLa fisioterapia es un método curativo por medios naturales, como el aire, el agua, la luz o mecánicos como la gimnasia o el masaje, entre otros. Por ésta última técnica es por la que se conoce comúnmente, pero tal y como dice la fisioterapeuta de la Clínica Podofisio de Rincón de la Victoria, Isabel Gómez, “no he estudiado una carrera para dar masajes, como se piensa la gran mayoría”.

La fisioterapia trata dolores cervicales, lumbalgias, artrosis y artritis, también hemiplejias, cólicos de lactante -en los primeros meses de vida de un recién nacido-, bruxismo -rechinamiento de dientes involuntario durante el sueño- e incluso, dolores de cabeza. Son muchas las patologías que se pueden paliar con este método y que como afirma la profesional “en ocasiones son más eficaces que los medicamentos ya que inciden directamente sobre la zona de dolor”.

Publicidad

La mayor parte de personas que recurren a la fisioterapia lo hacen por dolores musculares causados por el estrés del trabajo. “Hay mucho nerviosismo y tensión en los empleos y el simple hecho de que un paciente se exprese o cuente lo que le ronda la cabeza, ayuda a relajar los músculos”, asegura Gómez.

Un repaso mensual

Cuando las personas llegan a esta clínica de fisioterapia, Isabel les hace un historial cínico donde se valoran hábitos de trabajo, alimentación, actividad física, lesiones anteriores, intervenciones quirúrgicas…También se diferencia entre los dolores punzantes o constantes.

Una vez se conoce el estado del paciente se comienza con las sesiones que son más continuadas al principio y distantes conforme pasa el tiempo y hay mejoría, pero “siempre se debería continuar con una al mes, a modo de repaso”, aconseja, ya que los puntos débiles vuelven a aflorar de forma reiterada por regla general y es conveniente tenerlos controlados. “Si la causa del dolor no se elimina, la patología no desaparece por completo”, explica.

La sesión, que dura entorno a una hora, engloba tratamiento craneal, estiramientos, descargas de músculos en tensión como el masetero –músculo para articular la mandíbula-, contrastes de calor-frío, corrientes y masajes.

Masajes no placenteros

Isabel aclara que los masajes de fisioterapia no son placenteros y el paciente puede pasar un par de días molestos porque se ha trabajado sobre la zona dolorida, pero “al tercer día notará el alivio y la mejoría”.
En este sentido, la fisioterapeuta advierte de los que ofrecen masajes o servicios en relación y no tienen la acreditación oficial de un título, simplemente han realizado un curso, porque puede desembocar en consecuencias negativas para la salud de la persona que escoja a personas no cualificadas.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.