Tu carta astral: un mapa de ruta

cartastralConsidero que nacemos con la libertad de elegir nuestra vida y a través de nuestra carta astral, que es un mapa de ruta, podemos ser consciente de las herramientas con las que hemos nacido y optimizar estos recursos, así como mismo solventar las carencias. Además, me apoyo en el tarot y la numerología para ver qué energías son las que están interactuando en ese momento vital.

¿Qué es una Carta Astral? Os preguntaréis algunos, pues bien, se trata de la configuración planetaria en el momento de tu nacimiento. Como si le echásemos una fotografía al cosmos y lo viésemos reflejado. Para ello necesitamos saber con la mayor precisión posible nuestra hora de nacimiento, que está reflejada con exactitud en la partida de nacimiento y también debemos saber el país y la ciudad. A partir de ahí levantamos la carta astral.

Antiguamente se hacía a mano con presión matemática. Hoy día, gracias a la informática, apenas tardo unos minutos en hacerla, claro que la cuestión es interpretarla. Personalmente utilizo la línea de la “psico-astrologia Jungiana”. Todos tenemos una serie de potenciales y capacidades intrínsecas. Simplemente hemos de ser consciente de estas herramientas y utilizarlas en nuestro propio beneficio. Al igual que las carencias, si las podemos potenciar y suplir redundarán en nuestro beneficio.

Composición de la carta astral

Lo que llamamos carta astral es un círculo de 360 grados, dividido en doce partes, a las cuales les llamaremos signos del zodiaco. Cada signo ocupa 30 grados y desde el grado 0 el orden es el siguiente: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Virgo, Leo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Los signos coinciden con las casas astrológicas, que como deduciréis son también 12. Después están los planetas, que los ordenamos en función a su cercanía a la tierra, y los dos luminares, aunque se les llama también planetas, que son el Sol y la Luna.

Ya tenemos los tres ingrediente básicos, los planetas serían los actores que nos dicen “que sucede”, los signos la obra de teatro o el guión, “cómo sucede” y las casa el escenario “donde sucede”. Ahora bien, la presión de la hora de nacimiento nos muestra nuestro ascendente AC, que refleja quiénes somoó y también como nos enfrentamos a la vida, coincide con el grado 0 de nuestra casa 1, además de ser el domicilio de Aries, y así hasta completar las 12 casas.

Cada planeta un significado

El Sol muestra el signo al que pertenecemos: yo nací un 27 de febrero, soy piscis. La luna nos habla de las emociones y de cómo percibimos a nuestra madre. Mercurio de la mente, la forma de pensar, relacionarnos y comerciar o negociar. Venus, nuestros valores personales y cómo amamos. Marte, cómo actuamos y manejamos nuestra energía. Júpiter nos habla de dónde podemos expandirnos y crecer, dónde está nuestro potencial. Saturno, aquello que nos limita, es el profesor duro, que nos enseña de una forma estricta y disciplinada, pero con la certeza de que no lo olvidaremos. Urano, aquello que nos hace ser diferente y original, los “no límites”. Neptuno, es la intuición y dónde está nos muestra dónde nos engañan o somos engañados. Y Plutón, allí donde tenemos capacidad de regenerarnos.

A todo esto hay que añadirle los aspectos, que son los tipo de relaciones que se puedes dar entre planetas y signos. Un poco complejo todo. ¿Quieres saber más?

Bienvenidos a mi mundo…@Cristina Marley

Sobre la autora: Cristina Marley trata asuntos del tarot, la astrología y la numerología, entre otros, ya que esta residente en Rincón de la Victoria lleva estudiando las ciencias esotéricas durante mucho tiempo y es colaboradora de otras publicaciones y programas de radio. Si quieres contactar con ella puedes hacerlo en el e-mail cristinamarley27@gmail.com, en el número de teléfono 667757425 o buscarla en Facebook y Twitter.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.