Trabajar en el extranjero desde Málaga

arquitectosÁlvaro Fernández y Antonio Galisteo son dos jóvenes arquitectos malagueños que decidieron emprender en plena crisis y montar su estudio, que hoy se encuentre en el Soho de Málaga (www.ganaarquitectura.com). Desde que se conocieron durante los años de carrera, sabían qué era lo que querían y tras algunos años trabajando para otros, decidieron en 2011 que era hora de ser sus propios jefes y apostar por una arquitectura que solucionara los problemas de los ciudadanos en cuanto a infraestructuras para vivir, hacer deporte, pasar el tiempo de ocio o estudiar por ejemplo.

“No sabíamos cómo crear una empresa, así que en el IMFE y el CADE nos asesoraron y vimos que la mejor forma de sociedad jurídica para lo que queríamos era la cooperativa, donde todos vamos a medias, todos aportamos y todos recibimos”, explican. Además, cuentan con tres colaboradores: Claudia, Fran y Alejandro, pues recibieron cientos de currículums y consideraron que ampliar el equipo sería bueno para contar con más gente con ganas, como ellos, y mentes creativas, pues no solo trabajan con proyectos locales, sino que participan en concursos a nivel internacional.
“Con la crisis te puedes quedar esperando o moverte y nosotros queríamos trabajar desde nuestra ciudad, pero el tema de las nuevas tecnologías y los idiomas abre muchas puertas hacia el exterior y ahora hay que salir, no puedes esperar en la oficina”, comentan y ejemplo de ello es que han participado en un concurso en Berlín para la ampliación de un polideportivo y otro en Bulgaria para la sede de una empresa de escalada.

Tanto Antonio como Álvaro aclaran que “no empezaron de cero”, contaban con contactos y clientes de las empresas donde habían trabajado anteriormente, lo que les facilitó desde el primer año conseguir buenos resultados. Han participado en la restauración de la calle Real de la Villa en Vélez Málaga, en la ampliación del polideportivo Fernando Hierro y en la construcción del edificio de vestuarios y pistas del polideportivo María Zambrano. También colaboran con la UMA para dar charlas a los que aún están en las aulas.

Certificación energética para edificios existentes

Desde hace cuestión de un mes está vigente el decreto de certificación de la Eficiencia Energética de los Edificios, por la cual, es obligatorio, a partir del 1 de junio, poner a disposición de los compradores o usuarios de los inmuebles información objetiva sobre la iluminación o la climatización de las viviendas.
A ello también se dedican en Gana Arquitectura, pues es necesario que un arquitecto, un arquitecto técnico o un ingeniero realicen los estudios pertinentes para obtener esa información que deberá ser incluida en los contratos de alquiler o compra venta, por lo que no solo propietarios, sino también inmobiliarias están obligadas a contar con ello para no ser sancionados.

“Creemos en la profesión”

“La sociedad necesita que alguien solucione los problemas de habitabilidad y nosotros creemos en la profesión, en el sentido de que somos útiles para mejorar la calidad de vida de las personas”, aseguran. Consideran que el sistema debe reciclarse, “el arquitecto debe reencontrarse con el ciudadano y ofrecer un buen servicio, la arquitectura siempre debe ser accesible y sostenible y mejorar la calidad de vida de la sociedad”.

La imagen del arquitecto que llega, firma y se va, la del arquitecto estrella o la del que está ligado a la especulación urbanística…no es la que tienen estos jóvenes. Son conscientes de que es un momento nuevo, que pide cambios, formación continua por la evolución de los materiales y programas para diseñar…Es una situación más difícil de la que esperaban, pero valoran los pros y los contras, y no desisten.

Las estadísticas y los titulares dicen que los arquitectos no tendrán trabajo en España en años, que muchos de ellos ya han salido al extranjero o que otros tantos están en paro o trabajando en otro sector, pero los jóvenes del equipo de Gana arquitectura no pierden la ilusión por desempeñar la profesión para la que han estudiado. La pasión por ello les hace valorar esta crisis como una oportunidad y luchar por aquello en lo que creen: la arquitectura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.