Todos los grados de la UMA darán formación práctica a partir de 2014

El paro es un azote permanente para la sociedad malagueña, en especial para la juventud. El elevado desempleo joven en Andalucía, superior al 66% según la última EPA, lo convierte en uno de los problemas de mayor impacto social y de difícil resolución. La falta de formación práctica en la Universidad es uno de los principales obstáculos para que los jóvenes puedan acceder al mercado laboral, según recientes informes. La Universidad de Málaga va desarrollando paulatinamente el plan Bolonia en sus centros académicos y en 2014 todos sus títulos de grado tendrán prácticas curriculares en empresas.

umalogoEnfermería, Fisioterapia, Terapia Ocupacional y Podología, todas de la Escuela Superior de Ciencias de la Salud, junto a Historia del Arte, Turismo, Filología Hispánica y Traducción e Interpretación, constituyeron en 2009 la avanzadilla malagueña en el proceso de Bolonia. Fueron las primeras ocho titulaciones que se adaptaron al nuevo Espacio Europeo de Enseñanza Superior (EEES), un año antes que el resto. Y el año que viene lo harán las última 20 de las 62 titulaciones que tiene la UMA en su catálogo, según informó Antonio Peñafiel, director del Servicio de Cooperación Empresarial y Promoción de Empleo de la institución académica.

Publicidad

Modificación curricular

Estas carreras se encuentran inmersas en la modificación de su plan curricular para incluir esta formación práctica, que se conciben con una asignatura más, de dos meses de duración, y con una equivalencia académica de seis créditos. Son, por tanto, prácticas obligatorias en empresas, que formarán parte del currículum, no como hasta ahora, que eran de carácter voluntario, aunque éstas también se mantienen. Seguirán siendo prácticas extracurriculares.

Los alumnos pasan dos meses en un puesto de trabajo completando su formación, con la ayuda de un tutor académico y otro asignado por la empresa, y que será el encargado de elaborar un informe en el que evalúa cómo han aplicado sus conocimientos teóricos durante su estancia. No son prácticas remuneradas, aunque es algo que podría cambiar en el futuro.

El plan Bolonia obliga, entre otras cosas, a modificar la duración de las carreras. Ya no hay diplomaturas ni licenciaturas. Son todos grados de cuatro años. Del mismo modo, es imprescindible ampliar espacios y reducir la ratio en cada aula. Como máximo, 65 alumnos por clase teórica y 25 en las prácticas.

Hace unos días se celebraba en Málaga la junta general de accionistas de Universia, la mayor red de universidades de habla hispana y portuguesa del grupo Santander. Entre los actos paralelos que se celebraron, destacó la presentación de un informe de la prestigiosa consultora McKinsey&Company, que resaltaba que las pequeñas y medianas empresas españolas no pueden asumir el alto coste relativo que supone contratar a un joven sin experiencia previa, lo que limita de forma decisiva su acceso a un puesto de trabajo.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.