Tiempo de compartir

adornonavidadEn la última quincena de diciembre y como cada año con la proximidad de las fiestas navideñas cambian las ciudades, así como parcial y temporalmente las personas comenzando unos días llenos de actividad, deseos y expectativas positivas.

En éste tiempo pre navideño salimos más, compramos con mayor alegría, nos comunicamos más frecuentemente además de que nos sentimos en general más ilusionados por las fechas festivas que se acercan e influyen tanto en nuestro entorno como en nuestras actividades cotidianas.

Publicidad

Pero al mismo tiempo hay en nuestras familias o amistades personas y situaciones con problemas diversos, de salud, económicos, de trabajo, soledad o de otra clase, por lo que nos volvemos también más sensibles tanto por las fechas navideñas como por éstas dificultades.

Al comenzar noviembre las tiendas, centros comerciales y grandes almacenes se preparan para poder satisfacer las compras de alimentos, bebidas y regalos propios de éstas fiestas, al igual que las ciudades iluminan sus calles y plazas para animar a sus habitantes añadiendo programaciones de actividades culturales y de todo tipo para entretener y alegrar las fiestas.

Grandes y pequeños, mayores y niños, se contagian de éste aumento de la vitalidad general de las ciudades y sus habitantes, aumentando el tráfico, las luces y los sonidos en las calles, de manera que entramos en la gran fiesta final del año.

Cuando todavía también hay problemas
Durante éstas fechas aumentan la alegría general y al mismo tiempo también las soledades particulares en personas que se quedaron sin familiares por su fallecimiento o abandono, sintiéndose aún más solas en medio del gran bullicio de la ciudad.

En otros casos los problemas económicos hacen difícil estar alegres entre carencias materiales, estrecheces económicas y penurias en la calidad de vida, por lo que sufren el contraste de su situación con el incremento del consumo de alimentos y bienes diversos.

Para otras personas sus problemas de salud les dificultan mantener la alegría y la ilusión por el futuro, porque sus limitaciones físicas, sus padecimientos y sus dolencias les restan bienestar personal.

Nos encontremos o no en alguno de estos casos, debemos sentirnos más unidos que nunca, compartiendo sentimientos, ayudando en lo que podamos materialmente, repartiendo cariño y compañía, para hacer más llevaderas las dificultades y que se sientan mejor de ánimos.

Compartir es empatizar con las personas
La Psicología trata de mejorar la calidad de vida de las personas a nivel personal y social. Siendo una ciencia relativamente joven sin embargo ha conseguido gran prestigio y presencia en nuestra sociedad al aportar estrategias y soluciones para la optimización de la vida a lo largo de todas sus edades, desde el nacimiento hasta su final.

No solamente ayuda a resolver problemas individuales o grupales sino que también puede ser una gran ayuda para mejorar el bienestar personal o social gracias a las últimas aportaciones de la Psicología Cognitiva, la Positiva, la Comunitaria u otras corrientes de ésta joven pero muy útil disciplina.

En las consultas diarias tenemos la oportunidad de asesorar a quienes nos consultan sobre las técnicas, estrategias y herramientas con las que poder mejorar su forma de pensar, sentir y actuar diariamente en cualquiera de los ámbitos de la vida, desde la familia, los estudios, el trabajo, el tiempo libre, la vida social, etc…

Gracias a estos conocimientos ayudamos a que las personas vivan con mayor disfrute y aprovechamiento, que sean más felices consigo mismos y con las demás personas, que sean más conscientes y eficaces dirigiendo sus vidas con satisfacción y provecho.

Es tiempo para mejorar nuestras vidas
Llegados a éstas fechas navideñas tenemos la gran oportunidad de acercarnos a las demás personas con una mejor actitud, procurando comprenderlas desde nuestras diferencias y resolviendo nuestras discrepancias de manera consensuada.

Además también tenemos la posibilidad de hacer balance de nuestro aprovechamiento del año que termina para tras reflexionar sinceramente con nosotros mismos preparar una mayor y mejor vivencia del nuevo próximo año que llegará.

Fernando Gálligo Estévez es psicólogo y escritor. Ha realizado los Cursos de Doctorado en Psicología (Universidad Complutense de Madrid), Máster en Recursos Humanos (Universidad de Sevilla), Máster en Sexología (Sociedad Sexológica Malagueña) y Experto Universitario en Género e Igualdad de Oportunidades (Universidad de Málaga). Desde el 1 de enero del año 2000 trabaja como psicólogo del Instituto Andaluz de la Mujer en Málaga. Además, es formador universitario y de profesionales de Administraciones Públicas y empresas privadas. Ha publicado los libros “SOS…Mi chico me pega pero yo le quiero” 2ª ed. marzo 2013 (editorial Pirámide), “Amando sin dolor, disfrutar amando” 1ª ed. mayo 2013 (editorial Pirámide) y las monografías “Trátame bien” (Junta de Andalucía) y “Ámame bien” (Universidad de Alicante). Escribe habitualmente artículos y colabora en prensa, radio y televisión a nivel nacional.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.