Sobre Philip Roth, premio Príncipe de Asturias de las letras 2012

rothCuando me encontré con la escritura de Roth hace algunos años mi admiración por él empezó no por su novela sino por su persona. Un judío americano “normal” que no tenía por que renunciar a su raza o a decir lo que pensaba en todo momento.

Sobre mis reflexiones y su escritura no forzosamente hay un orden riguroso en lo publicado o escrito.

Es posible que algunas personas no me entiendan cuando le mencione como “judío normal”, a ellas les recomiendaría la lectura de “Pastoral Americana”.

Su literatura no se hace antigua, escribió una serie de textos satíricos algunos de los cuales fueron editados en prensa escrita y luego formaron parte en un libro llamado “Nuestra Pandilla” sobre Nixon y sus secuaces, a dia de hoy podríamos actualizar esa sátira con más de un político de este siglo.

Se ha desnudado en “Los Hechos”..  ¿Y qué decir de su obra “Elegía”? ¿Cuántas veces pensamos que llegar a viejo no es solo salud sino tambien encontrarte en un entorno familiar que no se haya destrozado durante el transcurso de tu vida? Es consciente de que el nazismo está ahí latente y de variadas formas en “La conjura contra América”, donde una vez más y entre otros, menciona a su admirado presidente Franklin Roosevelt. En su obra “Némesis”, sobre la polio, le recuerda sin nombrar y sin convertirle en el eje central. En esta novela se nos hace reflexionar hasta donde estamos preparados para recibir las vicisitudes de la vida. Haciendo un inciso sobre Roth, ya me gustaría un estadista como F. Roosevelt para enfrentarse a esta crisis mundial.

Otra vez la vejez, el sobrevivir con dignidad, aunque se tenga que cambiar los pañales después de no controlar la orina a causa de una operación de próstata en “Sale el espectro”.

Y su tercera obra sobre el final del individuo y encararse con ello, “Indignación”, sobre un padre que va volviéndose loco ante la posibilidad de que a su hijo le pueda pasar algo grave en la vida.

Tres obras que por sí (Elegía, Sale el espectro e Indignación) ya serían suficientes para merecer el premio. Pero no es solo vejez y muerte en sus novelas, como mencioné al principio fue capaz de escribir “El profesor del deseo”, reinventando el erotismo moderno.

Me congratulo, y mucho, por su más que merecido premio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.