Si no se cumple la Ley, ¿Qué hacemos?

constitucionDice la solemne Declaración Universal de Derechos Humanos (DDHH), aprobada por unanimidad de todos los gobiernos del mundo en 1948, que los DDHH deben garantizarse desde el Estado de Derecho para que las personas no se vean compelidas al supremo recurso de la rebelión. Los DDHH están incorporados a la legislación española y son de obligado cumplimiento por todas las autoridades. Si a este magno texto le sumamos los acuerdos y tratados internacionales suscritos y asumidos en la legislación estatal más nuestra propia Constitución vigente de 1978, resulta que los ciudadanos tenemos un ¨corpus teórico¨ extraordinario para reclamar nuestros derechos inalienables como ciudadanos nacidos en el Reino de España.

Por poner un rotundo ejemplo, el artículo 25 de la Declaración Universal de DDHH dice: ¨Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; tiene asimismo derecho a los seguros en caso de desempleo, vejez, enfermedad, invalidez, viudez u otros casos de pérdida de los medios de subsistencia por causas ajenas a su propia voluntad¨.

Nuestra Constitución, aprobada por todos los partidos y refrendada por el pueblo español en 1978, habla en sus distintos artículos del derecho al trabajo, del derecho a la vivienda y la obligación de los poderes públicos de evitar la especulación, habla de que toda la riqueza nacional, sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general, habla que la justicia es igual para todos, habla de sistema fiscal progresivo y justo, habla de educación obligatoria, universal y gratuita, etc etc etc.

Y ahora cuando pare usted de reír, yo pregunto, ¿se cumplen los Derechos Humanos y la Constitución española en nuestro país?, esto es la ley y el Estado no lo cumple, es decir, hablando en román paladino, los gobiernos del PSOE y del PP no lo han hecho, ni lo hacen ni previsiblemente lo harán.

¿Quién entonces está incumpliendo la ley? Qué hay que hacer cuando esto pasa? No están fuera de la ley los distintos gobiernos del bipartidismo? Hay pues derecho a la rebelión como dice la solemne Declaración Universal de DDHH? Si no permitimos que nadie nos robe nuestro coche, nos insulte o nos agreda porque es inmoral e ilegal ¿por qué permitimos que nos roben el derecho al trabajo, a la vivienda, a nuestro presente y al futuro de nuestros hijos?

Todo esto, en el fondo, no es más que una cuestión de dignidad personal, de amor propio, si la ley está de nuestra parte y no exigimos que se cumpla. ¿Quién lo hará por nosotros? ¿Quién lo hará por nuestros hijos? Ningún poder regala nada, ningún derecho histórico fue otorgado por los privilegiados, todos los derechos son conquistados con sudor, sangre y lágrimas, o salimos a la calle a pelearlos o nos dejarán sin trabajo, sin vivienda, sin educación ni sanidad, en definitiva, nos dejarán sin dignidad y de regreso al Siglo XIX, pero eso sí, con internet y con mucho fútbol.

Alberto Pérez. Vecino desempleado de Rincón de la Victoria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.