“Rincón es mi pequeño Miami”

elkoalaManuel Jesús Rodríguez, mas conocido como “El Koala”, nació a finales de los sesenta en Rincón de la Victoria, concretamente en Arroyo Granadillas donde sigue vinculado por ser la residencia de su familia. “Para mi Rincón es mi pequeño Miami”, reconoce este artista que comenzó de joven con diferentes grupos y en el año 2000 se abrió paso en solitario con ese estilo que él define como “rock acústico de lomo ancho” y su ya mítico tema “Opá”. Desde entonces ha grabado tres discos y el cuarto verá la luz en este 2014. Tiene proyectos para cruzar el charco con su música pero ahora está centrado en los nuevos temas dedicados para los que define como su público “más fiel”: los niños.

¿Cuándo te iniciaste en la música?
Yo lo que quería era tocar cualquier estilo, no me importaba si era flamenco rock, sevillana… y cuando tenía 17 años me metí en un grupillo de Málaga con el que iba a ensayar en autobús desde la aldea donde vivía. En el 92 creé mi propio grupo: “Los Ducatis” con los que realicé conciertos por toda la provincia de Málaga y quedamos finalistas del Lagarto Rock 95. Nos separamos en el 2000 y en el 2001 comienzo mi carrera musical en solitario como El Koala.

¿De dónde viene ese nombre artístico?
Koala por mi forma de subirme por los andamios. Trabajaba en una obra en Marbella y cada uno teníamos un mote: pez espada, pimpinela, el jabalí…y yo era “El Koala” para mis compañeros.

Has compuesto muchas canciones, pero ¿con cuál te quedas?
Todas las canciones tienen su punto, son buenas porque nos han dado cosas muy buenas. Opa, El cabrero desayunando en la ciudad, Mi carro con Manolo Escobar del segundo disco. El tercer disco nos trajo mucho trabajo con Hoy comemos en el bar por ejemplo. Hemos hecho muchos conciertos por los pueblos, pero sin duda la más conocida es la de Opá que la tenemos que cantar siempre porque si no nos tiran al pilón.

Estás preparando nuevo disco, pero ¿cuándo podremos escucharlo?
El próximo disco llevamos dos años preparando las canciones, sin prisa que es como quedan bien. Esperamos poder sacarlo en mayo, pero si es en septiembre no pasa nada. En los conciertos ya vamos cantando alguna canción nueva como “Mi gallinita”. Ese cuarto disco está muy dedicado a los niños, ya que es el público más fiel. Son canciones infantiles pegadizas, “El grillito verde”, “El burrito gris”…de 12 canciones, 9 ó 10 son para los niños y niñas.

Corren tiempos difíciles para la música.
Yo no me quejo de nada porque no necesito estar en Miami con mansiones, yates…yo soy de Rincón y me siento privilegiado porque en vez d estar en la obra con la hormigonera estoy haciendo música y tengo el cariño de la gente cuando vamos a los pueblos y la plaza se llena. Seguimos haciendo conciertos y discos que es lo importante. También será porque me apaño con lo que hay. No me gusta quejarme porque pienso que te empequeñece, hay que disfrutar con lo que se tiene.

Participas en conciertos benéficos, ¿por alguna asociación en especial o por solidaridad en general?
Siempre en el mes de diciembre me gusta dar cerca de diez conciertos benéficos, todos lo que podemos. Es una necesidad, hay que hacerlo siempre y son a beneficio de diferentes asociaciones que me lo piden como es el comedor social de Lagunillas, en la sala La Trinchera para otra asociación, en el colegio Blas Infante para Los ángeles malagueños de la noche. Me gusta hacer todo lo que pueda porque durante el resto del año puedo vivir de mi música con las actuaciones en los pueblos.

En Rincón hay muchos grupos de música de jóvenes, ¿algún consejo para ellos?
Lo que tenga que venir viene, está escrito. Así que no tengan prisa ni estrés ni inseguridad porque para saber ganar tiempo también hay que saber perderlo. Nosotros para la canción de Opá estuvimos 20 años. Es importante pensar que no se está perdiendo tiempo sino que es invertido. Luchar por lo que uno cree, echarse “palante” y esperar, ése es el único consejo que puedo dar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.