Presagios

nubarronesPor conjeturas verosímiles (como dijera nuestro Miguel de Cervantes) y no por las predicciones del calendario maya, se aproximan oscuros nubarrones que, sin lugar a dudas, van a dejar huellas en los próximos días. Ya se preveía un otoño caliente… pero no tan caliente.

El terrible paro, el asunto Urdangarín, la caza del elefante, la famosa manifestación independentista, la carta del Rey, la salida de la marquesa Aguirre del primer plano de la política, el previsible rescate económico, etc.

Por si hubiera alguna duda al respecto, el señor Gallardón se ha referido recientemente, en una entrevista radiofónica, al artículo 155 de la Constitución Española para dejar clara la posición del gobierno acerca de la cuestión catalana, a la que habrá que sumar la vasca, la gallega, la andaluza… Ya saben: la cosa de la eterna España invertebrada de Ortega y Gasset. Y para colmo, se nos muere Santiago Carrillo.

¿Estaremos a tiempo de recuperarnos de la chapuza a sangre y fuego de los Reyes Católicos con la fórmula federal del Estado?, ¿quién teme el federalismo?, ¿tan mala es la solución?, ¿no la incorporaron nuestros admirados alemanes?, ¿acaso no es federal el país más poderoso del mundo: los Estados Unidos de Norteamérica?, ¿acaso no es la fórmula más inteligente de integración en un hipotético Estado europeo?

Los detractores actuales de las autonomías parecen abocados a la defensa de una vuelta al centralismo, al federalismo o a la disolución dramática de este país atormentado de nuevo por las amenazas de los separatismos irredentos. ¿O hay alguna otra alternativa?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.