Miau, miau: adopción responsable

gatosBlancos, negros, grises, manchados, atigrados, con dos años, cinco meses o recién nacidos, cariñosos, ariscos, salvajes, tímidos, hembras o machos. Todos son diferentes y todos coinciden en que ahora se encuentran sin casa. Son los más de 100 gatos que hay en la protectora de animales y plantas de Málaga en busca de una familia que los cuide y se responsabilice de su bienestar.

“Son gatos abandonados, recogidos por nosotros o por gente que nos avisa o directamente a quienes nos lo traen y nos dicen que no se pueden hacer cargo”, explica una de las voluntarias, Lorena Fernández, y continúa: “Nosotros limpiamos su departamento, cambiamos los areneros, les ponemos de comer y estamos pendientes de si tienen alguna anomalía, infección, falta de apetito…para avisar al veterinario del centro”.

Son un total de 22 voluntarios los que se hacen cargo de los gatos que están en la protectora y ellos son los que mejor conocen a cada uno: si son ariscos, si quieren jugar, si les gusta tener su espacio, si necesitan mimos…también saben las historias de ellos, cómo los encontraron o si vienen de una familia. Tratan de informar y aconsejar a los visitantes que se interesan y explicar cuál de todos les vendría mejor según si pasan más o menos tiempo en casa o si tienen niños u otros animales, por ejemplo.

Pasaporte gatuno

“Desde la protectora se trabaja para una adopción responsable y por ello, los interesados deben rellenar una pre adopción con preguntas básicas sobre los futuros dueños y el hogar de acogida. Además, es necesario ponerles el chip, hay que castrarlos para que no haya una superpoblación que dé pie al abandono y también es necesario ponerles las dos vacunas de la rabia”, indica Lorena.
Ellos testean a los gatos con las pruebas de sida y leucemia, aunque aseguran que no se pegan a los humanos e incluso tampoco a los demás gatos, pero las realizan por seguridad y control, ya que son muchos los gatos que hay en una misma dependencia del refugio y están en contacto y a la intemperie, por lo que no es igual a cuando ellos están en casa solos.

Los voluntarios también se comprometen a hacer un seguimiento para asegurarse que la adopción es responsable y por ello llaman a los nuevos dueños, preguntan por el estado de los gatos, su adaptación al nuevo entorno y si están en buenas manos. También facilitan su número por si tienen dudas o preguntas del día a día que ellos puedan solventar.

¿A qué esperas?

En la protectora están cuidados, pero después del periodo de camadas de las gatas están saturados y el número de animales que tienen es superior al espacio existente, aunque se estén realizando trabajos para ampliar el departamento dedicado a los felinos.
Si estás pensando en tener una mascota en casa, echa un ojo a su Facebook: https://www.facebook.com/pages/Protectora-de-Animales-y-Plantas-de-M%C3%A1laga-Gatos/142718559204073 o pásate directamente por la protectora, que se encuentra en Ciudad Jardín, cerca del embalse de El Limonero. De esta forma ayudarás a salvar una vida gatuna y harás que sean más felices con tu compañía y cariño. ¿A qué esperas?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.