Mandato de sumisión

casateysesumisaEs inaceptable que la Iglesia apoye la edición de un libro donde nos incitan a ser sumisas y a estar atadas al hombre, acatando los mandatos de éste aunque le resulten inapropiados para su bienestar. Se trata, señores, de un abuso del poder injustificable y no vamos a tirar por la borda el trabajo de miles de hombres y mujeres en pro de la igualdad para dar pasos hacia atrás, hacia unos tiempos que solo crearon asimetría en las relaciones, donde la negociación y el respeto por la esencia y dignidad de los miembros que conformaban una pareja, como base de la relación no existía.

En el siglo XXI aspiramos a un amor maduro y sano, que no tenga esta característica de dominio/sumisión, ya que por definición, la sumisión tiene que ver con la falta de independencia de uno de los integrantes, que se vuelve un esclavo afectivo del otro. Esto solo puede incitar a mayores desigualdades entre hombres y mujeres.

Necesitamos promover modelos amorosos que no estén basados en luchas de poder para dominarnos o someternos. Unos modelos femeninos y masculinos que estén basados en la igualdad de unos y otros. Tenemos que aprender a romper con los mitos del amor romántico, a deshacernos de las imposiciones de género, esto para mí por ser mujer esto para ti por ser hombre no, pues ambos somos personas y aprendamos a comunicarnos a dialogar, a unirnos y separarnos en libertad, sin ese temido sentimiento de posesión, a tratarnos con respeto, a asimilar las pérdidas, a construir relaciones psicológicamente sanas.

Tenemos que terminar con los patrones de dolor que heredamos y mantenemos incluso de manera inconsciente, y tenemos que liberar a mujeres y a hombres del peso de la tiranía de los roles más allá de las leyes o los discursos, Yo creo que si pasamos de la teoría a la vivencia podremos aprender unos de otros y dar ejemplo, por eso unámonos a las mujeres y hombres que luchan contra los estereotipos de género en todo los ámbitos de la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.