Los vecinos de Rincón ya disfrutan de la playa canina

playacanina4

Los amantes de los animales está de enhorabuena. El pasado domingo los alcaldes de Rincón de la Victoria y Málaga, Francisco Salado y Francisco de la Torre, visitaron e inauguraron la nueva playa canina situada en la desembocadura del arroyo Totalán, que delimita ambos municipios. En su recorrido, estuvieron acompañados, entre otros, por el concejal de Medio Ambiente y Playas de Rincón, Sergio Díaz. Con esta iniciativa ambas localidades recuperan para perros una franja del litoral no catalogada como zona de baño. A la playa se accede a través del paseo marítimo Blas Infante de La Cala del Moral, desde la esquina con calle Huelva. La playa canina ocupa más de 600 metros lineales y aproximadamente unos 18.000 metros cuadrados.

Para que esta zona pueda ser utilizada por las mascotas se han realizado durante las últimas fechas una serie de trabajos de acondicionamiento entre los resultan destacables el movimiento de tierras, el desbroce, la dotación de puntos de agua, así como de carcelería informativa y de normas de uso. La inversión conjunta llevada a cabo entre Demarcación de Costas, el ayuntamiento de Rincón de la Victoria y el consistorio de Málaga para que esta playa esté funcionando todo el año ronda los 30.000 euros. En concreto, se han llevado a cabo por parte de Costas los movimientos de arena, el ayuntamiento de Málaga se ha encargado la dotación de equipamientos, mientras que al ayuntamiento de Rincón le corresponde el mantenimiento y limpieza de la playa, y el suministro de los puntos de agua.

Ésta es la cuarta playa abierta a los canes en la provincia malagueña. El primer pueblo en tramitar una adaptación de su ordenanza para permitir esta posibilidad fue el de Mijas, que a finales del pasado año aprobó la modificación de la normativa, que hasta ese momento prohibía la presencia de perros o animales de compañía en las playas durante la temporada de baños. El cambio introducido mantiene en vigor dicha prohibición, salvo en aquellos lugares del litoral del municipio expresamente habilitados. También tiene un espacio similar la localidad de Casares, con la conocida como playa de La Sal, que ocupa unos 4.100 metros. A estos dos municipios se sumó a principios del pasado mes de abril Fuengirola, que habilitó para este fin una franja de costa cercana al Castillo Sohail, con más de 2.000 metros cuadrados. El espacio está delimitado mediante vallas y cuenta con una serie de requisitos para su uso. Asimismo, los dueños tienen que evitar que los perros realicen sus necesidades fisiológicas en el lugar y portar con la documentación de la mascota.

Para el caso de Málaga, en principio se barajaron espacios como La Malagueta o Guadalmar, pero finalmente el emplazamiento junto al paseo marítimo de La Cala del Moral ha sido el elegido, porque es el que mejor permite la convivencia entre canes y bañistas. En esta playa se deberán respetar las mismas reglas que en los parques caninos. El animal deberá encontrarse siempre bajo control y si pesa más de 20 kilos debe llevar bozal, al igual que las razas catalogadas como peligrosas tienen el acceso totalmente prohibido. Asimismo, los dueños han de portar siempre la documentación de su mascota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.