Los usuarios del club Pádel Sol denuncian el “acoso” que están sufriendo

padelsol1Los usuarios de Pádel Sol (Rincón de la Victoria) han querido denunciar en La voz de hoy el acoso que están sufriendo por parte de “dos vecinos que conforman la asociación que ha denunciado al club por el ruido” ya que consideran que cumplen con los horarios establecidos y tienen una “actitud de respeto” mientras disfrutan de estas instalaciones deportivas.

Son más de 190 los alumnos que acuden a lo largo de la semana para recibir las clases, además de los grupos de amigos, parejas y familiares que alquilan las pistas para practicar este deporte tan de moda en el municipio rinconero. “Cada día a las 23.00 recibimos la visita de la Policía Local, porque el vecino de turno ha llamado”, afirma una de las jugadoras.

Por otro lado, miembros del club y vecinos de la zona mostraron a este medio un documento en el que la comunidad de vecinos Rincón del Faro se desvinculaba de las acciones que estaban llevando a cabo desde la asociación Paraíso del Sol y solicitaban al propietario del inmueble desde donde cuelga una sábana reivindicativa que por favor la retirase porque era parte de la fachada de la comunidad. “Por lo que pone en entredicho la versión de los vecinos que están aquejándose ya que no son la mayoría ni mucho menos, solo dos y algunos que firman”, aseguran.

“Queremos poner de nuestra parte”
Desde el club de pádel, el propietario Rafael Pino, explica que van a seguir tomando medidas para seguir con su negocio sin causar problemas a los vecinos y por ello van a plantar cipreses más altos y van a colocar una lona en la zona más cercana a los bloques colindantes para que el ruido sea el menor posible. “Nosotros queremos poner de nuestra parte y hacer lo posible por intentar que no haya disgustos”, indicó Pino.

En el terreno de la vía judicial están planteándose tomar medidas legales contra la asociación de vecinos por “injurias y calumnias” ya que vienen sufriendo acoso desde hace meses contra su negocio y contra su persona, pues en alguna ocasión se han visto abordados de malas formas a pie de calle.

Cientos de jugadores acuden cada semana a las instalaciones, algunos incluso desde Málaga, “porque son más baratos los alquileres de las pistas”, otros porque reconocen que les gusta poder tomar algo con los contrincantes después de la partida y otros porque pueden dejar a los niños en algún sitio cerrado en lugar de en la calle, como sucede en otras pistas donde no hay bar. El caso es que defienden el buen ambiente y el gusto por estas pistas y esperan que sigan funcionado por mucho tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.