Los últimos rayos del verano

sombrillasEl verano tiene los días contados pero todavía son muchos los que se resisten y cada fin de semana llenan las playas de Rincón de la Victoria. Familias cargadas con sombrillas, sillas, tuppers, colchonetas y ganas de pasar un buen día se amontonan en la arena.

Algunos como María Conejo, propietaria de Náutica María, tienen que aprovechar hasta que se vaya el buen tiempo para sacarle rentabilidad a su negocio de hidropedales y piraguas que tiene desde hace quince años. Su hermano tiene otro a escasos cien metros y según cuenta María fue el primero del municipio ya que éste lo heredó de su padre, así que lleva en las playas de La Cala más de 50 años con el alquiler de hidropedales.

Publicidad

Este año la temporada ha sido más complicada comenta María ya que el oleaje, las medusas y las circunstancias económicas han hecho que hubiera menos clientela. Pero aún así ayer domingo había lista de espera para coger un hidropedal y pasar un buen rato en familia.

Los niños han sido los que mejor se lo han pasado este verano cazando medusas. Todos llegan con sus redes, se meten en el agua sin reparo y se divierten contando cúantas consiguen coger. Es todo un logro para algunos que orgullosos van narrando su hazaña.

Los que prefieren tranquilidad

Otros como Mario Pla prefieren que llegue la calma. Sale todas las semanas con su piragua a dar un paseo. A veces queda con otros amigos en Málaga como punto intermedio y lo hace para disfrutar, ejercitar los músculos del cuerpo y de paso limpiar el agua ya que lo vemos llegar a la orilla con varias botellas de plástico que ha encontrado a su paso. Mario asegura que lo hace durante todo el año y que prefiere las otras temporadas ya que durante el verano hay más gente.

También algunos residentes extranjeros escogen los días de entre semana para ir a la playa y por supuesto continúan disfrutando del sol y la playa durante todo el año que se está más tranquilo. Cada vez son más los que deciden asentarse en esta zona de la costa una vez se jubilan en sus respectivos países, comenta la presidenta de la asociación de residentes extranjeros en la Axarquía, Aprile Winterstein.

Los propios vecinos del municipio aseguran que les gusta poder ir a la playa cuando hay menos afluencia para estar tranquilos y disfrutar del sol y la playa como si de un tesoro privado se tratase.

El mes de septiembre marca el inicio del curso, la vuelta al trabajo y a la normalidad. En las playas tenemos la prueba, cada vez menos sombrillas de colores adornan los kilómetros de arena y en el agua empiezan a verse de nuevo los peces que se han ausentado mientras los bañistas ocupan su hábitat.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.