Los secretos de la receta para fabricar el mejor ‘3 en 1’

triatlonpequesTanto en número de fichas federativas como a nivel de repercusión y reconocimiento sociales, el triatlón es la modalidad deportiva que más ha crecido en España durante los últimos años. La combinación de tres ejercicios distintos (carrera, bicicleta y natación) en uno y su dureza y exigencia físicas suponen un duro reto para todos los que se acercan e inician en esta disciplina olímpica. Sin embargo, Rincón de la Victoria cuenta con un exitoso representante que porta el nombre del municipio allá donde compite, cosechando además numerosos triunfos.

Se trata del Club deportivo Triatlón Colegio Añoreta-Novaschool que, tras el verano y como ha ocurrido siempre en sus seis años de vida, arranca una nueva temporada en la que está llamado a hacer grandes cosas. Precisamente, la entidad acoge entre sus filas al campeón de España ‘élite triatlón cros’ y a su vez subcampeón del Mundo en La Haye de la misma modalidad, Rubén Ruzafa. A finales del presente mes, Ruzafa participará una vez más en la prestigiosa carrera ‘Xterra World’. Por otro lado, la entidad es, a nivel colectivo, campeona de España élite por equipos en media distancia (consistente en dos kilómetros a nado, 90 en bicicleta y otros 21 kilómetros a pie).

Las victorias cosechadas son fruto de un concienzudo trabajo diario y de una planificación a largo plazo. En el club, los triatletas comienzan muy jóvenes. Con cinco o seis años, a veces con ocho, los prebenjamines empiezan a entrenarse dos días a la semana. Desde pequeños aprenden la técnica y los secretos de este exigente deporte.

Los más jóvenes tienen que divertirse mientras practican triatlón
No obstante, la entidad no pierde de vista que lo principal a esta edad (que engloba desde los cinco a los nueve años) es que los niños disfruten y aprendan dentro de un ambiente dinámico y alegre, que se lo pasen bien y lleguen a amar el triatlón. “No hay exigencia competitiva con ellos”, declara el coordinador del club, Emilio Fernández Rodríguez, profesor de la Universidad de Málaga y triatleta, que a su vez añade: “Nuestro objetivo persigue que los más jóvenes se formen y, con el paso de los años, se incorporen al grupo adulto”. En el triatlón, deporte que podría parece individualista, se potencia el trabajo colectivo y en las diversas competiciones los tres primeros del conjunto en cruzar la meta marcan el tiempo del club en dicha prueba.

Junto con el coordinador, el resto de personal que compone el club consta de diversos monitores (todos ellos, profesores titulados en Educación Física) encargados de entrenar las distintas disciplinas, desde la natación hasta el ciclismo, pasando por la carrera. El club sigue un plan de trabajo progresivo en el que los ejercicios se amoldan y adaptan a la edad de los triatletas, aumentando proporcionalmente el volumen y la carga de los entrenos, siempre con la vista puesta en el largo plazo. Este concienzudo sistema permite a la entidad afrontar el futuro con garantías y al mismo tiempo es el secreto de los cuantiosos triunfos obtenidos en campañas anteriores.

El club de triatlón, que se compone de unos 60 miembros, presenta diferentes parcelas o niveles en función de la edad. Los más pequeños nutren las filas de los prebenjamines. Luego, vienen los benjamines. Alevines e infantiles preceden a los cadetes (que se han proclamado campeones de España en su categoría los dos últimos años consecutivos, sumando un total de cuatro entorchados) y júnior, ya con unos 17 ó 18 años. Finalmente, unos 25 miembros conforman el exitoso equipo de los mayores.

La intensidad de los entrenamientos se incrementa en función de la edad
Por supuesto, el entrenamiento, como ya se explicitaba anteriormente, resulta completamente distinto para unos y otros. Los miembros más jóvenes del club trabajan dos días a la semana. Con los años el número de días de entrenamiento aumenta. Además, es necesario tener en cuenta que dichos entrenos se dividen en tres, es decir, los triatletas del club han de compaginar la natación (tanto en la piscina del colegio Novaschool Añoreta como en la playa) con el atletismo o carrera y el ciclismo.

Las categorías inferiores compiten dentro del ámbito malagueño y andaluz, mientras que los grandes cubren toda España, lo que en ambos casos supone un importante esfuerzo logístico y económico, debido a los desplazamientos y a la compra del material necesario para la práctica del triatlón (monos, neoprenos y bicicletas, entre otros).

Aunque la práctica de este deporte olímpico dispone de un calendario que ocupa casi la totalidad del año. Ahora, después del verano, se desarrollan diversas carreras en campo a través que los triatletas aprovechan para ir cogiendo forma y preparación de cara a los meses de marzo y abril, época en la que comienza la temporada de duatlón (atletismo y ciclismo); mientras que la de triatlón, propiamente dicha, tiene su pistoletazo de salida antes del verano. En cualquier caso, son meses de duro trabajo los que se avecinan para un club de triatlón acostumbrado a dar lo mejor de sí y a llevar el nombre de Rincón de la Victoria en cada competición. La temporada promete ser apasionante y los retos serán tan grandes como los triunfos que aguardan en el camino. Preparados, listos, ya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.