Los desahucios: posibilidades de evitarlo

stopdeshaucios

stopdeshauciosEl cambio de ciclo económico ha traído con él un aumento del paro, que ha provocado un incremento de los impagos de los préstamos hipotecarios. Las entidades financieras, para reclamar esa deuda, que tiene la vivienda como garantía, acuden a los tribunales, y el final de dicho proceso suele ser el desahucio o desalojo de la vivienda de los deudores, que pasa a ser propiedad de la entidad financiera con la que se firmó la hipoteca.

Ante esta situación, mucha gente se pregunta si es posible evitar un desahucio. A este respecto, se pueden tomar ciertas medidas que pueden ayudar:

Publicidad

– La restructuración de la deuda y la dación en pago. Si el deudor se encuentra en una situación de exclusión, podrá solicitar, y las entidades deberán aceptar, la dación en pago de la vivienda, si no es posible reestructurar la deuda hipotecaria, o no se ha producido una quita sobre la deuda, pudiendo las familias permanecer en su vivienda durante un plazo de dos años satisfaciendo una renta asumible.

– El alquiler social. Consiste en el alquiler de viviendas pertenecientes a las entidades financieras, que se encuentran vacías, a familias afectadas por el desahucio, a cambio de una renta mínima, que no podrá superar el 30% de los ingresos familiares.

Para acogerse a este alquiler, es necesario reunir ciertos requisitos, como el desahucio por procedimiento judicial, que ninguno de los miembros de la unidad familiar disponga de vivienda en propiedad o que la familia se encuentre en situación de especial vulnerabilidad.

– Realizar un contrato de alquiler antes del desahucio. Esta «posible solución», que circula por Internet, señala que una persona que prevea el impago de la hipoteca realice un contrato de alquiler a nombre de alguien que no figure en la misma, por un valor simbólico, con una duración «indefinida» e inscribirlo en el Registro de la Propiedad, lo que podría obligar a la entidad financiera a soportar el alquiler.

Pero esta «solución» puede provocar más problemas de los que imaginamos. Muchos préstamos hipotecarios prohíben o limitan el alquiler de la vivienda, mientras continúa la hipoteca. Además, el «alquiler» propuesto podría considerarse como un contrato en fraude de acreedores, y por lo tanto sería rescindible por vía civil. Y, si se probase que se realizó cuando ya era previsible la iniciación del procedimiento judicial ejecutivo, podría dar lugar a un delito de alzamiento de bienes, así como a una insolvencia punible, o incluso de maquinación fraudulenta o estafa.

Por otra parte, en cuanto a la ley que regula el desahucio, el pasado jueves 14 de marzo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictó una sentencia en la que señalaba que la ley española que regula las ejecuciones hipotecarias viola la directiva europea sobre cláusulas abusivas y no protege al consumidor.

Así, el Tribunal entiende que la normativa española enumera los motivos por los que un deudor puede oponerse al procedimiento de ejecución hipotecaria, y añade que «entre esos motivos no figura la existencia de una cláusula abusiva en el contrato de un préstamo hipotecario», lo que es contrario al derecho de la Unión Europea, pues obliga a que termine el proceso, y por tanto el consumidor se quede sin vivienda, antes de que éste pueda demandar a la entidad por cláusulas abusivas en la hipoteca, lo que sólo permite garantizar al consumidor una protección a posteriori meramente indemnizatoria.

De esta forma, a partir de ahora, aquellos que hayan iniciado el procedimiento para que alguna de las cláusulas de su hipoteca se declare abusiva, podrán pedir al juez la suspensión cautelar de su desalojo. Aquellos que hayan sido ya expulsados de sus casas y se considere que alguna condición de su contrato era abusiva y no pudieron hacerlo valer a tiempo, podrían pedir una indemnización mayor de la que se les habría concedido hasta ahora, con motivo de que la práctica por la que perdieron su vivienda era contraria a la normativa europea.

Ante estas consecuencias, y dada la importancia que tiene la vivienda habitual para cualquier persona, recomendamos que las personas afectadas por un desahucio soliciten información legal especializada de un abogado para saber cómo actuar en base a las circunstancias particulares.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.