“Llegar a rico me costó lo vuestro”

roto

rotoLas desigualdades socio económicas imperantes y crecientes, traen consigo una robusta brecha social entre la población, que se caracteriza por el empobrecimiento de la tradicional clase trabajadora, que compone el 90% de la misma, y el incremento de beneficios por parte de las grandes fortunas, que escasamente representan al 10% restante.

Obviamente este hecho ni es deseable ni es justo, pero en ocasiones perdemos la noción de conceptos tan importantes como pueden ser la Justicia Social, recogida en nuestra Constitución y en nuestra conciencia humana.

Publicidad

Aun aceptando el componente ideológico que podemos identificar como origen de esta brecha social, nos encontramos con un hecho, cuando menos, paradógico si utilizamos el sentido común: El empobrecimiento progresivo e inminente de este 90% es directamente proporcional al enriquecimientos del 10% de la población restante. Esto nos indica de una manera contundente una afirmación inequívoca: La riqueza existente es la misma que antes de entrar en esta “crisis”, lo que ha variado y que, por ende, es causa y consecuencia de la misma, es la distribución de dicha riqueza.

Y me preocupa notoriamente esta crisis, por su origen y repercusión social, y no quiero restar importancia a los intentos que se han tenido de crear confusión en cuanto a la misma. Si nos centramos en España, a día de hoy continuamos escuchando afirmaciones de esta índole: “es la herencia del gobierno anterior”, “los ciudadanos han vivido por encima de sus posibilidades”, “no hay mas solución que subir el IVA”… y un largo carrusel de mentiras circulando por bocas de políticos, medios de comunicación e incluso ¡por gran parte de la población empobrecida que constituye el 90%!

Alejémonos por un momento de las causas de las dos crisis que vivimos: la crisis de la “falsa conciencia de clase” y la crisis socio económica, esta primera ¿posible consecuencia de la segunda? Confío en que todas las personas que estamos leyendo estas líneas utilizamos el sentido común en nuestras reflexiones. Ahora visualicemos brevemente las lamentables consecuencias en España de un sistema injusto y perverso:
Incremento del colectivo de FAMILIAS sin hogar a causa de los 517 desahucios que se ejecutan diariamente vs 3,417.064 viviendas vacías; PYMES que se ven abocadas al cierre por la bajada del consumo y por las dificultades para obtener crédito vs incremento triplicado de beneficios de grandes empresas y multinacionales en el último año; 4,600.000 trabajadores por cuenta propia y ajena en situación de desempleo vs grandes poseedores de fortunas evadiendo legalmente impuestos en paraísos fiscales e invirtiendo en SICAV (que tributan al 1%…); 150.000 extranjeros, quiero decir, PERSONAS, sin atención sanitaria vs aumento de operaciones de cirugía estética en clínicas privadas; PERSONAS dependientes sin la posibilidad de cubrir sus necesidades básicas de atención e higiene… Pero… ¡qué catástrofes humanas permitimos para que unos pocos vivan “por encima de nuestras posibilidades”! No nos quepa duda de que de continuar mirando hacia otro lado moriremos por debajo de nuestras expectativas…

Y escribiendo estos paralelismos ratifico las sabias palabras de el autor de viñetas “El Roto”: “Llegar a rico me costó lo vuestro”… ¡Y TANTO!

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.