Las agrupaciones de Málaga dan el do de pecho en la final del Carnaval

carnavalmalaga2El pasado viernes por la noche, se abrió “la casa del cante”, como en el argot carnavalero se le llama al Teatro Cervantes. Fue una madrugada llena de fantasía, con letras críticas y muchísima picaresca. El recuerdo de las voces femeninas del pasado se mezcló con los momentos duros por la ausencia de la figura de un gran hombre como es José Manuel Rengel, director de comparsa y murga muy premiadas en nuestra fiesta carnavalera y que se nos fue hace varios meses.

A todos se nos arrugó el corazón escuchando las valientes palabras de su hijo. Pasamos de las lágrimas a las risas gracias a las murgas y comparsas de este concurso de agrupaciones, que cada año hacen que se engrandezca aun más la fiesta.

Publicidad

Mientras que los pasodobles reivindicaban la crítica seria de lo que ocurre en este país, el apoyo a nuestro fútbol malagueño no podía faltar y algunos tampoco olvidaron cantarles a los pregoneros, Pepe León y Manu Robles, porque ya era hora que la voz que da paso a nuestro carnaval supiera lo que es el gusanillo de febrero.

Los cuplés de la noche hacían saltar las carcajadas de un público completamente volcado en aplausos. Las letrillas de este año no dejaban títere con cabeza. Desde el hijo de Paquirrín, al famoso libro de las 50 Sombras de Grey, sin olvidarse tampoco de hacernos reir con algún alegato a nuestro al alcalde, Francisco de la Torre, el cual sonreía desde su palco hacia el que se dirigió más de una crítica.

El jurado se reunía pasadas las cuatro de la madrugada para dar du veredicto. Quedando resuelto de la siguiente manera:

Murgas

5º Premio: “Los hombre de su caja”. Agrupación de Ronda que contaminó con sus virus pícaros, personajes hipocondríacos que contagiaron muchas risas.

4º Premio: “Los lunes al sol”. Unos tartamudos que sorprendieron este año con su difícil forma de cantar, tratando con mucho tacto sin llegar a ofender a nadie.

3º Premio: “Los parientes del Zumaquero”. Unos gitanos que cantan en los chiringuitos, acompañados todos sus integrantes con guitarra al pecho imitando como lo hace el también murguista Alberto Zumaquero. Mencionar el emotivo pasodoble que le cantaron a su director Benjamín Pastor.

2º Premio: “Las inmortales”. Unas abuelitas un poco sordas muy bien caracterizadas, donde le sacaron punta a todas sus letras, la imaginación de Pariente y Tomás García sorprendieron un año más.

1º Premio: “Los vivalavida”, unos peculiares hombres de la guadaña un poco acomodados en sus sillones a la espera de una llamada para ir a recoger algún fallecido, difícil personaje al que supieron encontrar el punto de humor a algo tan serio como la muerte. La afinación de esta agrupación es para destacar y por ello su más que merecido reconocimiento.

Comparsas

5º Premio: “La caribeña”. Agrupación que destacó mucho por su agitada actuación sin parar de moverse hicieron que el Cervantes bailara con ellos, disfrutando tanto con música como con sus letras. Pasodoble muy merecido a la comparsa del “lengua”, agrupación que muchos pensaron que sería una de las finalista.

4º Premio: “Los seductores”. Sin ninguna duda desde que pisaron las tablas sedujeron al público con sus trajes coloridos, así como con sus bellas letras que este año tenía la autoría de Antonio Carlos Rojas Gallego.

3º premio: “La Obra. Agrupación que ganó el año pasado y se caracteriza por tener siempre símbolos malagueños como el color verde y morado. La puesta en escena formidable, cada año son ellos mismo lo que se ponen el listo más alto. Un popurrí para enmarcar, bellísimas letras de Máximo Gómez.

2º Premio: “El guardián”. Ángeles que vinieron a protegernos este año. ¡Falta nos hace! Presentación que destacó con una puesta en escena de vellos de punta. Desde el principio la poesía de David Santiago hizo con los Ángeles que nuestro carnaval tocara el cielo.

1º Premio: “Los fotógrafo” llegados desde Alhaurín, los de Dede Cortés y Juani Serrano, nos trajeron este año la belleza de su letra que hizo sonreír a nuestra Málaga, además del magnífico estribillo. Pasodoble dedicado al ya nombrado Rengel, culpable de que hoy en día esté pisando las tablas este pedazo de comparsa. Somos muchos los carnavaleros que le damos las gracias por enseñar el camino a estos niños convertidos ya en hombres por engrandecer nuestro Carnaval.

El concurso ya se acabó y ahora comienza la calle. Málaga se ha engalanado para recibir a nuestros pregoneros. Dejemos las preocupaciones para convertirlas en risas. Y como diría nuestra boquerona. ¡ El que no diga ole que se lo coman los boquerones! Ole ole y ole.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.