La Universidad católica de Murcia podría tener campus en Málaga

ucamLa noticia de que la Universidad Católica de Murcia (UCAM) quiere abrir un campus privado en Málaga no ha dejado indiferente a nadie. La sorpresa ante el proyecto, en el que los responsables de la institución educativa y el Ayuntamiento de la capital llevaban trabajando desde hace más de un año, ha dado paso a múltiples reacciones por parte de partidos políticos, administraciones y ciudadanos sobre la posibilidad de que sus instalaciones se sitúen en la antigua cárcel de Cruz del Humilladero, según informaba el diario SUR.

Según confirmaron desde la institución murciana, el objetivo sería centrar en Málaga la oferta académica de una futura Universidad Católica de Andalucía. Tanto es así que el Gobierno municipal estaría dispuesto a ofrecer parte el edificio como una concesión en régimen de alquiler, cuya cuantía mensual dependería del número de años pactados.

Publicidad

Que la UCAM se decida para instalarse en Málaga dependerá, dicen las mismas fuentes, de la posición de la Junta de Andalucía, que tiene que dar el visto bueno al proyecto. «Si la institución ve seguridad para su inversión, podría apostar por un plan más ambicioso con más titulaciones», indican.

En cualquier caso, la última decisión estará en el tejado de la Junta de Andalucía, que es la encargada de aprobar la creación de nuevos campus. El secretario general de Universidades, Francisco Triguero aseguró ayer que la Junta no «tiene ninguna posición» sobre la opción de la UCAM en Málaga «ni a favor ni en contra» porque «no tenemos ninguna constancia formal del proyecto».

Triguero recordó que cualquier iniciativa de esta índole tiene que seguir un complejo proceso establecido en la Ley Orgánica de Universidades para verificar su calidad y viabilidad, y ser ratificada en el Parlamento, previo informe de la Conferencia General de Política Universitaria. Aunque existen precedentes. La última universidad que se incorporó a la oferta académica de Andalucía fue precisamente una privada y de carácter confesional en el año 2010, como confirma Triguero, la Loyola de Córdoba, que depende de la Compañía de Jesús.

PSOE e IU no han tardado en mostrarse en contra de la ubicación de la nueva universidad en suelo municipal. María Gámez, portavoz del PSOE, dijo que el patrimonio municipal no puede ser solo para el que lo pueda pagar. «El equipo de Gobierno está desesperado por rascar dinero y llenar sus edificios vacíos», indicó Gámez, y señaló que desconfía de los acuerdos del Ayuntamiento con entidades privadas «porque el PP termina siendo engañado en sus negocios y los que pagan son los malagueños». «Sus errores y desvaríos no los debe pagar la ciudadanía», arremetió.

«No vemos mal que se instale en Málaga, pero sí que lo haga en un edificio que debería destinarse al uso ciudadano», señala el portavoz de IU, Eduardo Zorrilla, quien recordó que el barrio de Cruz del Humilladero lleva años reclamando la antigua cárcel para instalar un centro de día de mayores, un centro de usos múltiples e incluso un centro de documentación para la Memoria Histórica.

El líder del PP en Málaga, Elías Bendodo, aseguró que se trata de una noticia positiva. «No sé hasta qué punto está avanzado el tema, pero cualquier noticia que suponga asentar en Málaga una entidad privada académica es positivo», dijo, al tiempo que deseó que la UCAM encuentre en la capital la ubicación que satisfaga sus necesidades, siempre con la aprobación de la Junta.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.