La tarifa plana para autónomos supone 50 euros durante los primeros seis meses

emprendedoressalonFinalmente aprobada el pasado 19 de septiembre en el Congreso de los Diputados, la ley de apoyo a los emprendedores y a su internacionalización revisa toda la normativa existente sobre esta materia. Cualquier tipo de medida legisladora puede resultar farragosa y críptica para el ciudadano de a pie. De modo que La voz de hoy, con el propósito de facilitar la comprensión a sus lectores y, al mismo tiempo, hacerles llegar tan crucial información, a continuación resume y analiza los principales puntos positivos de esta nueva norma, que acaba de entrar en vigor:

Tarifa plana para autónomos: dicha tarifa plana consistirá en el pago mensual de 50 euros a la Seguridad Social durante los primeros seis meses, en lugar de los más de 256 euros que constituían antes la cuota mínima, lo que supondrá una reducción del 80 por ciento. De los meses siete al 12, el pago ascenderá a 128,79 euros, la mitad de la cifra actual. Para acogerse a esta medida, existen dos criterios básicos que se han de cumplir: no haber estado dado de alta como autónomo durante los cinco últimos años y no emplear trabajadores por cuenta ajena.

– Emprendedor de Responsabilidad Limitada (ERL): con esta nueva figura, el autónomo no tendrá que responder (con su patrimonio personal) de las deudas contraídas en su actividad profesional o empresarial; eso sí, bajo determinadas condiciones. En cuanto a los bienes que están protegidos por la limitación de responsabilidad, podrá beneficiarse de esta iniciativa la vivienda habitual del deudor siempre y cuando no esté afecta a la actividad laboral y que su valor no supere los 300.000 euros. El ERL deberá realizar la inscripción en el Registro Mercantil con los datos correspondientes a su domicilio.

Segunda oportunidad del emprendedor o acuerdo mediante proceso extrajudicial de pagos: se trata de establecer una senda a través de la que renegociar la deuda de forma más ventajosa que con el concurso de acreedores. La condición para poder optar a ella es que dicha deuda o pasivo del emprendedor no sea superior a cinco millones de euros. Surgirá, por tanto, la opción de pactar moratorias de hasta tres años y quitas de hasta el 25 por ciento para los autónomos y las pequeñas empresas.

Nuevo régimen del IVA con criterio de caja: con este nuevo régimen del IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) con criterio de caja, a partir del 1 de enero de 2014, las empresas y autónomos que facturen menos de 2 millones de euros al año no estarán obligadas a adelantar a Hacienda el impuesto de las facturas hasta que no sean cobradas. Así se crea un régimen especial de carácter voluntario que, según el Gobierno, será beneficioso para cerca de 2,3 millones de autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes).

El criterio de la pluriactividad: ésta se define como la situación en la que el ciudadano lleva a cabo dos actividades laborales, lo que le obliga a cotizar en más de un régimen de la Seguridad Social. A partir de ahora será compatible, por tanto, tener un contrato por cuenta ajena y al mismo tiempo ejercer profesional o empresarialmente otras actividades económicas por cuenta propia, es decir, estando dado de alta como autónomo. Los primeros dieciocho meses la reducción alcanzará el 50 por ciento de la base mínima de la cuota. Esta bonificación será incompatible con cualquier otra como, por ejemplo, la tarifa plana de 50 euros, mencionada al principio de la información.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.