La selección española de balonmano gana su 2º Mundial

balonmanoLa selección española de balonmano luce ya dos estrellas en su camiseta. Estamos en 2013 pero España pareció retrotraerse ocho años atrás a aquella final de Túnez donde los hombres del entonces seleccionador Juan Carlos Pastor ofrecieron toda una lección de balonmano en la primera mitad a la entonces todopoderosa Croacia. Esta vez el rival era Dinamarca y España salió al Palau Sant Jordi con la lección aprendida desde el primer minuto.

Un vendaval, un torbellino, un huracán, un tsunami se abatió sobre la selección danesa en los primeros 30 minutos. La temida Dinamarca se vio empequeñecida por la estrategia, la fe, la concentración y el perfecto conocimiento del rival. Los nórdicos, que saltaron a la cancha como claros favoritos, que se habían casi paseado en el Mundial, se dieron de bruces con la realidad de una selección hambrienta de título ante su propia afición. Increíblemente, no hubo rival. Increíblemente, España hizo el partido perfecto, soñado, el que todos quieren protagonizar algún día. Y ese día fue el domingo, 27 de enero. Una fecha para la historia del balonmano hispano.

Publicidad
Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.