La murga más antigua de mujeres de Málaga es de Rincón y ahora cumple 20 años

carnavalmujer2«Se nos ve el plumero», «Todo por la pasta» o «Agujetas de color de rosa» son algunos de los nombres bajo los que se escondían disfrazadas unas 25 jóvenes de Rincón de la Victoria que en los años 90 decidieron crear una murga y participar en el Carnaval de Málaga. Ahora hace veinte años de su primera actuación y la asociación Mujeres en Igualdad ha querido traerlas al presente y poner en valor el ser la primera murga femenina que se presentaba a concurso.

carnavalmujer1Mari Ángeles, Remedin y Alicia nos cuentan cómo simplemente empezaron por pasar un rato bueno, disfrazarse y cantar unas letras para el Carnaval del pueblo y pasado dos años se animaron a dar el salto al Teatro Alameda de la capital malagueña, que cada mes de febrero acoge las distintas agrupaciones de la provincia.

Publicidad

«Necesitábamos que alguien nos hiciera la letra y la música, porque nosotras no teníamos ni idea de los estribillos, los cuplés… y todo lo que veíamos que hacían los otros grupos cuando venían a actuar aquí», explica Mari Ángeles. No fue un cualquiera el que se ofreció para esa labor, sino el mismísimo José Manuel Rengel, todo un hito en los carnavales de Málaga y recientemente fallecido.

«Queríamos conocer el ambiente entre bambalinas»

Y con bata de casa, rulos y plumeros se subieron al escenario en el 93 y vivieron con inocencia ese primer año, escuchando cómo los grandes clásicos se disputaban el primer puesto. «Queríamos conocer el ambiente entre bambalinas», bromea Remedin mientras recuerda una letra que hacía mención a las muchachas en sus diferentes edades.

Vinieron más disfraces, como las burbujas de champán, las ciclistas o las plañideras, que eran las mujeres a las que pagaban para llorar en los entierros. Y más letras y ellas se mantuvieron como un grupo exclusivamente femenino en las voces y los instrumentos. Iban a actuar a otros pueblos «En dos Seat Panda nos metíamos todas con la caja del ataúd incluido», recuerdan entre risas.

La aventura solo duró cinco años, pero aún guardan sombreros, vestidos, pelucas y lo más importante: el recuerdo de las risas y los buenos momentos que vivieron con aquella murga que este año cumple veinte años desde su primera puesta en escena.

Las más jóvenes quieren volver a formar un grupo

Alicia, es una de las más jóvenes del grupo, pues en aquellos años solo era una adolescente a la que apasionaba el carnaval. Eso era lo que había vivido desde siempre en casa. Cuando se metió en la murga empezó a componer letras y al deshacerse esta agrupación, buscó junto a otras compañeras, nuevas murgas a las que unirse y seguir alimentando ese gusanillo.

Ahora ha vuelto a la carga con un grupo de madres del C.E.I.P Tierno Galván, donde estudia su hija y para la función del carnaval en el centro están preparando un número «Las mamis piratas». Alicia quiere volver a formar una murga para salir por las calles, disfrazarse y cantar letras cargadas de ironía y buen humor. Alicia quiere vivir de nuevo el carnaval desde dentro.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.