La medalla de un romero

romeros

romerosSuenan voces de hombres y mujeres al compás de guitarra, tambor y castañuelas. Cantan a su Virgen del Carmen, que da nombre a su coro. Hacen sentir a su público el espíritu del coro rociero y allá por donde van alegran y levantan vítores que admiran sus ritmos y letras. Son los Romeros del Carmen que cumplirán veinte años de vida el próximo mes.

Mari Carmen Díaz es la directora y creadora de esta agrupación a la que ella se refiere con cariño como “mi coro”. A ella le viene de tradición familiar el tema de la música y recuerda que cuando era joven ya hacía sus primeras composiciones que versaban sobre temas románticos y de protesta.
Con el apoyo de su marido, Antonio Fernández, decidieron crear un coro rociero en 1992 y nueve meses después debutaron en Palma de Mallorca donde la gran mayoría quedó afónico por la falta de costumbre.

Publicidad

Antonio recuerda con añoro, cómo el antiguo párroco de la iglesia de La Cala y ya fallecido, Antonio Estrada, les apoyaba y los llamaba para que fuesen una fuerza importante y con personalidad en el municipio.

Experiencias de vida

En el año 1994 grabaron su primer disco Mis Arenas con el que viajaron hasta Ginebra (Suiza) para celebrar el Día de Andalucía junto a los emigrantes andaluces que allí se encontraban. Mari Carmen comenta que los primeros en comprar su álbum fueron unos japoneses que encontraron en la parada de Bailén.

Pero esto no fue lo más destacado de ese viaje. Todos los componentes del coro llevaban una medalla con la Virgen del Carmen y una vez allí los emigrantes andaluces comenzaron a pedírselas para tener un recuerdo, para no perder la referencia de su tierra o para solucionar algún que otro desajuste.
Tal fue el intercambio de sentimientos y las emociones vividas al desprenderse de su medalla, como si de un tesoro se tratase, que Antonio lo cuenta con los ojos húmedos como si la anécdota hubiera pasado ayer mismo. A raíz de esta historia surgió la letra de la canción que lleva por título La medalla de un romero.

Vamos donde nos llaman

Los Romeros del Carmen ya han grabado un total de cuatro discos, el último en el 2002 Detrás de mi medalla y tienen en su currículum un sinfín de actuaciones como la que realizaron en la catedral de Tánger o la que o en el santuario del Pilar en Zaragoza, también en la Cartuja de Granada, en el Rocío o en ferias y actos de la provincia de Málaga.

Este coro pone voz a fiestas, bautizos y bodas, sin importar el género de la pareja. Y a la cita a la que no faltan porque es su “día grande” es el 16 de julio para celebrar la festividad de la Virgen del Carmen.

Mari Carmen sigue componiendo cada letra a la que ponen voz la veintena de componentes de Romeros del Carmen. Reconocen que sus años más álgidos han sido aquellos en los que estaban más jóvenes y no paraban de un lado para otro, con una media de 34 actuaciones al año.
Ahora, aunque han bajado un poco el ritmo, continúan con las mismas ganas e ilusión por hacer disfrutar a la gente, en especial a la del municipio que los acoge. Para ellos ya ha sido un logro el llegar hasta aquí, ahora lo que quieren es que la música no pare.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.