La imaginación tiene un refugio en Rincón: «Cuentacuentos a la luz de las velas»

Cuentacuentos a la luz de las velas

Entre risas, y casi sin darle importancia, Alicia y Mercedes nos cuentan que empezaron a contar cuentos hace 19 años y que fue una amiga del País Vasco la que les inició en estas sesiones de cuentos, estas narraciones para adultos.

Publicidad

Estamos hablando del primer «Cuentos a la luz de las velas» que organiza La Mínima, situada en el cruce en que se encuentran las librerías y los cafés-teatro y que, por suerte, a nosotros nos pilla cerquita: en el paseo marítimo de Rincón de la Victoria.

19 años dan para muchos cuentos, para muchas historias, para muchas emociones. Muchas sesiones en las que buscan algo simple, algo sencillo como sacar de la cotidianeidad a la gente; algo que, por otra parte, cada vez nos cuesta más.

Y no lo decimos nosotros, lo dicen las risas y los aplausos espontáneos, las miradas resplandecientes de un público que escucha atento y en silencio, de la misma forma en que, alguna vez, escucharon su primer cuento.

Momentos de sorpresa, momentos de risa y también de lamento. En definitiva un viaje de largo recorrido en menos de una hora. Narraciones literarias consagradas, cuentos tradicionales, cuentos «políticamente correctos» y por supuesto narrativa propia de las chicas conforman el repertorio en el que, como todo el directo, todo lo auténtico libre de proceso, puede ocurrir cualquier cosa.

Cuenta Alicia cómo al comienzo contaban sentadas, y que eran pasto de los primeros nervios. Dicen con una sonrisa, como quien echa la vista atrás, que han pasado de narrar cuentos a vivirlos.

«Venid y probad» es a lo que nos invitan ambas cuando preguntamos de qué forma animar a los que aún no han hecho este viaje. Nos dicen que hay que dejarse llevar y que el interés y la curiosidad es denominador común de los primerizos. Un público generoso, un público que, en palabras de Mercedes y Alicia, les regala su tiempo, su atención y se deja llevar por el hilo narrativo que le atrapa.

Este viernes fue la primera entrega de unas narraciones que, si todo va bien, se realizarán una vez al mes en La Mínima. Se celebraron en dos partes de unos 40 minutos en los que pusieron ante nosotros más de una docena de historias.

Alicia y Mercedes pertenecen al colectivo «Cientacuentos Cuentapiés«, nacido en 1996 en Málaga «con el objetivo de disfrutar del verbo y todo lo que éste conlleva». Desarrollan proyectos de dinamización en bibliotecas, así como animaciones a la lectura y narraciones para niños… y no tan niños.

Os animamos a conocer y vivir esta experiencia que estas humildes e imprecisas palabras no pueden describir con la merecida fidelidad. No os arrepentiréis, de eso estamos seguros.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.