La feria por dentro

Cada año llega la feria y las personas que en ella trabajan. Montan, pasan la semana, y se van a otra feria. ¿Cómo es la vida nómada de ir con la casa y el trabajo a cuestas de fiesta en fiesta? Vamos a las atracciones y montamos a nuestros hijos, jugamos alguna partida de dardos para conseguir un peluche o comemos una hamburguesa para hacer un respiro, pero ¿quiénes son los que hacen posible esos días de diversión cada año?

La voz de hoy ha salido a la feria cuando aún aprieta el calor y las calles del recinto están desiertas. Los feriantes hacen vida en la sombra entre roulotte o incluso de puertas a dentro los que tienen aire acondicionado, como cuenta Natividad que nació en la feria prácticamente con sus padres y 6 hermanos y ahora es la mujer de Tony, uno de los representantes en la asociación de feriantes.

“Ni me gusta ni me disgusta, es lo que h vivido desde que era niña y cuando estoy en casa los meses que no hay feria me aburro, me siento rara de estar parada en un lugar más de una semana”, explica Natividad, natural de Lucena, pueblo de Córdoba donde hay mucha tradición en esta profesión que se hereda de padres a hijos en la mayoría de los casos.

Recuerda cómo antes no había agua y tenían que esperar a que se la hicieran llegar, por lo que cree la feria ha avanzado mucho en comodidad, igual que con las caravanas que ya son cas móviles con todo tipo de detalles. Los niños ya más mayores echan una mano y cuando eran pequeños y no era temporada escolar también con ellos de feria en feria.

También con la familia a cuestas van Antonio y Rafa desde hace años, más de 40 pues recuerdan que empezaron siendo unos niños ayudando a sus padres, se han criado en esto y de hecho se conocieron en la feria los dos lucentinos que comparten el rato libre que les queda antes de que comiencen a llegar los clientes.

Más comodidades

“Las comunicaciones han mejorado, los sistemas de abastecimiento de luz y agua, y las casas, antes se llevaba todo y se montaba en una caseta”, recuerda Rafa. Tienen trabajadores a su cargo porque sus atracciones son de las grandes que necesitan de personal para el montaje y mantenimiento y la mayoría son extranjeros.

Tienen rutas fijas que siguen cada año para ir de feria y no feria y no repetir atracción y aunque hay destinos en los que no hacen demasiada caja se lo toman como “unas vacaciones” cuando les toca un destino de costa como es Rincón de la Victoria pues su familia puede aprovechar las horas de sol para ir a la playa.

Encontramos al paso algunos niños de 5y y 6 años, Andrés y Mikel que nos llevan por toda la feria en busca de alguien a quien no le importe salir en cámara y contárnoslo en primera persona, pero muchos no quieren que se les vea. Algunos nos cuentan, que fuera se tiene mala imagen de ellos porque piensan que tienen una vida de fiesta y ruido, pero a muchos es lo que les ha tocado, no lo han elegido.

Desde niños

Otros en cambio, ya desde jóvenes están en la feria con gusto, quieren ese ambiente y lo pasan bien. Abandonan los estudios para dedicarse a este trabajo. Es el caso de Diego que tiene 16 años y desde niño acompañaba a sus padrinos con la hamburguesería de feria en feria. Es de Málaga y dice que le gustaría ser cantante o actor pero de momento se siente bien en la feria.

No es el caso de Rocío, que podría decirse que llegó a la feria por amor hace 3 años. Ella estudia segundo de bachillerato pero en verano echa una mano a la familia de su novio pero no se plantea la feria como una forma de vida. Quiere seguir estudiando y poder ganarse la vida de otra manera, tan dignamente como lo hacen los feriantes pero sin las incomodidades de horarios, gastos y desplazamientos que conlleva y que la hacen peculiar.

Compartir
Victoria Contreras Blancas

Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here