La “decadencia” del Ayuntamiento de Rincón por despilfarro y convenios urbanísticos

consistorialdeterioradoEl portavoz del Partido Andalucista (PA), José María Gómez, afirma que la “decadencia” del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria se debe al “despilfarro” que ha habido desde el año 2003/2004 en el que los sueldos de la corporación municipal se vieron casi duplicados, así como aumentado el número de concejales. Además, Gómez asegura que el municipio ha llegado a este endeudamiento también por la venta de patrimonio público y los convenios urbanísticos firmados en perjuicio de las arcas municipales.

“Cuando yo me fui dejé las arcas municipales con un superávit de aproximadamente 10 millones de euros en el 2003”, comenta Gómez y prosigue: “La corporación que entró subió el sueldo a los concejales con dedicación exclusiva y además pasaron de cuatro a nueve las personas con este cargo. El alcalde dobló su sueldo de 1.700 a 3.400 euros. En definitiva, el gasto total anual aproximado de la corporación municipal pasó de 50 millones de pesetas a 240 millones de pesetas”, sentencia.

Pero además de este aprovechamiento de la bonanza económica por parte de los entonces dirigentes, José María Gómez indica que otro de los condicionantes que han llevado a que “el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria esté en una situación de endeudamiento mayor que la de otros municipios”, fue la venta de patrimonio público, suelo urbanístico, con acuerdos firmados en detrimento de los intereses de la ciudadanía.

El polémico convenio del llano de Torroba

En enero de 2004 se produjo la firma del llano de Torroba, sobre el que actualmente se asienta la plaza de la Constitución y el céntrico parking del municipio. ¿Qué se acuerda? Obtener las dos parcelas de titularidad privada y sobre las que estaba previsto construir 40 viviendas, para construir el parking subterráneo, a cambio de tres parcelas públicas que contemplaban aproximadamente unas 65 viviendas y que distan a 250 metros aproximados de donde estaban las anteriores.

Con el convenio en la mano y los correspondientes certificados del Registro de la propiedad más que estudiados y revisados, el portavoz del PA explica que los técnicos valoraron las parcelas municipales en 1.050.000 euros y las privadas en 1.350.000 euros, “desvalorando así el patrimonio público”, dice y añade que prueba de ello fue unos diez meses después cuando el promotor inicial y propirtario de las parcelas privadas, vendió las cambiadas en el acuerdo a otro empresario constructor por valor de 2.750.000 euros. “Una forma de despilfarrar dinero, perjudicar y endeudar al municipio”, aclara Gómez.

Además, el convenio recoge que en las parcelas dadas se podrían construir 34 y 10 viviendas en dos de las tres parcelas y en solo el 50 % de cada terreno, dejando libre la otra mitad para construir más viviendas si el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) lo permitía puesto que eran los años del boom inmobiliario. El portavoz del PA aclara que se contruyen entonces viviendas en bloque del tipo baja+1+ático, cuando la edificación prevista era de UAD-1 (Unidad de Actuación Adosado). “Buen negocio para el empresario privado con patrimonio municipal”, subraya.

Deuda de dos millones de euros

Gómez prosigue la explicación del expediente que tiene sobre la mesa y señala que además se le garantiza al promotor que se le recalificará una finca de 147.000 metros cuadrados al norte de Benagalbón de los cuales se edificarían el 25% con chalets aislados de parcelas de 1.000 metros cada uno y el otro 75% del terreno se destinaría a hoteles y jeriátricos.

El Ayuntamiento se compromete así a dos años y medio después, es decir en junio de 2006, la parcela tenía que estar recalificada por el PGOU, en caso de no ser así el Consistorio le pagaría 1.225.000 euros más cinco puntos del valor del dinero, más los intereses de demora en el pago. La suma aproximada a fecha de hoy, según informa Gómez, sería de aproximadamente dos millones de euros a pagar al empresario, puesto que no se ha cumplido esta parte del convenio.

“Vayamos viendo cómo se despilfarra el dinero y los verdaderos protagonistas de la ruina del pueblo”, dice Gómez y prosigue: “los bondadosos Domínguez Palma y Salado, firmantes del convenio de 2004, no solo dan estos beneficios sino que además pactan que el Ayuntamiento se hará cargo de todos los pagos de tramitaciones de derechos de escrituras, plusvalías, gastos con la Administración, informa técnicos de arquitectos, medio ambiente, ingenieros….trabajadores del Ayuntamiento, cuando estos son gastos a compartir entre las partes firmantes o incluso a que sea la persona interesada quien corra con ello”, asegura e indica que el PA solicitó un informe del gasto quese generó.

José María Gómez afirma que a finales de enero, principios de febrero piensa llevar el caso narrado a los tribunales pertinentes para que sean ellos quienes prosigan con la investigación y valoren si alguien se ha podido beneficiar de este convenio, porque los ciudadanos de Rincón de la Victoria, desde luego que no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.