La comparecencia de Rajoy, a expensas del Congreso

rajoyLa posibilidad de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparezca en el Congreso por el caso Bárcenas como ha reclamado la oposición y desactive así la moción de censura anunciada por el PSOE sigue en el aire, a la espera de lo que decida el miércoles la Diputación Permanente de la Cámara Baja.

Eso es lo único que parece claro tras lo dicho el viernes por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que confirmó que serían los grupos en la Diputación Permanente los que decidirían si Rajoy comparece o no, lo que significa que la decisión depende de la mayoría parlamentaria del Partido Popular.

Publicidad

Hasta el momento, el PP ha rechazado, una por una, todas las peticiones de la oposición para que Rajoy dé explicaciones sobre el caso Bárcenas, aunque la moción de censura anunciada por el PSOE si finalmente el presidente no acude al Congreso ha cambiado el escenario.

Lo que sí habrá antes del miércoles es una comparecencia de Rajoy ante la prensa, y será mañana mismo tras la reunión que mantendrá en el Palacio de la Moncloa con el primer ministro rumano.

Esta pendiente también la habitual rueda de prensa del jefe del Ejecutivo para hacer balance del curso político, pero como indicaba ayer el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, Rajoy “comparecerá cuando lo considere oportuno y en la forma que crea oportuna para dirigirse a la nación y tranquilizar a la opinión pública”.

Sin embargo, según el PSOE, sólo una comparecencia del presidente en un pleno extraordinario del Congreso serviría para que la moción de censura se quedara en nada, porque tampoco les vale una sesión de control en la que Rajoy se someta simplemente a las tres preguntas que le hace la oposición.

El líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba, sigue defendiendo que las noticias del caso Bárcenas “hacen imposible que Rajoy continúe como presidente” y quiere “decirle en el Parlamento las razones por las que debe marcharse”.

Ante esta situación, el mensaje de Rajoy sigue siendo el mismo y el viernes recordó que son las urnas en unas elecciones democráticas las que dan legitimidad a los gobiernos.

El jefe del Ejecutivo zanja así las peticiones de dimisión que caen sobre él: “Va a cumplir su mandato” y “como no hay necesidad de sustitución no vamos a hablar de sustitutos”, decía la vicepresidenta.

En respuesta a Rajoy, el líder de Izquierda Unida, Cayo Lara, avisaba al presidente de que las últimas elecciones “están deslegitimadas” por la “presunta financiación ilegal” del PP y la posibilidad de que ganara “con trampas” si financió sus campañas electorales de forma irregular.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.