La apertura rinconera

ajedrezescuelaTodavía no ha alcanzado la popularidad de otras aperturas más célebres como la italiana o la escocesa, pero la apertura rinconera, de aquí a no mucho tiempo, se encuentra llamada a obtener su hueco en la historia del ajedrez. A diferencia de las dos primeras, la citada apertura rinconera no hace referencia a ninguna estrategia para la fase inicial de una partida, sino que remite a la fantástica acogida y crecimiento que la disciplina ajedrecística ha alcanzado dentro de la localidad; y es que desde el pasado mes de octubre Rincón de la Victoria cuenta con una escuela municipal de ajedrez que, ubicada en el Pabellón de Deportes Rubén Ruzafa (situado en Torre de Benagalbón), ha venido a completar la oferta deportiva al tiempo que está haciendo las delicias de los más pequeños inscritos, transformados en precoces estrategas de tablero.

A priori el ajedrez podría parecer un juego sencillo, únicamente resultan necesarias una superficie adamascada de 64 casillas y 32 piezas, la mitad de ellas son blancas y la otra, negras. A un lado y a otro del tablero los contendientes miden sus fuerzas en un enfrentamiento que, siguiendo una serie de reglas y pautas, y preferiblemente con un reloj entre ambos que marque el tiempo, tiene mucho de racional y de planeado; un duelo en el que juegan un papel trascendental la estrategia, el análisis de variables y la capacidad de anticipar los movimientos del rival. Podría parecer sencillo, aunque claramente no lo es. Dentro de una partida de ajedrez cabe la vida entera y asimismo, como a menudo le gusta repetir al monitor federado que imparte las clases en la escuela municipal de Rincón, Manuel Azuaga, “el ajedrez es para toda la vida”.

Este mantra es algo que Manuel no quiere que olviden la quincena de niños y niñas (todos ellos jovencísimos, con edades comprendidas entre los cinco y los 10 años) apuntados a la escuela; las clases se realizan los lunes y los miércoles de 17:30 a 18:30 horas (el precio de la matrícula oscila entre los 15 y los 20 euros al mes, en función de si se federan los alumnos o no). Y Manuel desea que esa frase sea una máxima que tengan meridianamente clara sus pupilos porque este monitor de ajedrez entiende el juego como algo más allá de ganar o perder: “El ajedrez ayuda al desarrollo de las personas; te otorga una manera de pensar que irá siempre contigo, cuando juegas estás llevando a cabo gimnasia mental, te hallas ejercitando tu cerebro, poniendo en marcha una serie de mecanismos y procesos que te hacen entrenar la percepción, la atención y la habilidad para analizar opciones, para discernir…”.

Ajedrez educativo, lúdico, terapéutico, deportivo… Una infinidad de modalidades
Existen distintos tipos de ajedrez, diferentes metodologías válidas para enseñar este apasionante juego a alguien, en función del objetivo que se persiga; es decir, existe un ajedrez estrictamente deportivo, también se trabaja un ajedrez terapéutico y, como sucede en el caso de la escuela municipal de Rincón, a su vez hay una vertiente que sigue y progresa en la rama perteneciente al ajedrez educativo (a día de hoy se considera que a partir de los tres años un niño puede iniciar su aprendizaje, ya que empieza a usar el pensamiento abstracto) y lúdico. Como señala el propio Manuel a través de las siguientes palabras: “El objetivo principal persigue potenciar el desarrollo de los niños, su educación en valores y hacerlo, por supuesto, de forma lúdica; la parcela estrictamente competitiva nos parece secundaria”. De hecho, de momento los jugadores de la escuela todavía no participan en la liga interescolar, pero el monitor vaticina como muy plausible la posibilidad de inscribirse durante los próximos meses, cuando ya hayan trabajado juntos y entrenado durante más tiempo.

La forma en la que se llevan a cabo las clases responde fundamentalmente a un criterio práctico. Con ayuda de material dinámico como los vídeos proyectados o los dibujos animados, la pizarra y el tablero magnético, el monitor abre la hora con una pequeña explicación teórica de aproximadamente quince minutos de extensión. A continuación, los chicos juegan por parejas y mediante diferentes dinámicas; por ejemplo, a veces cambian a mitad de partida de blancas a negras o viceversa, para aprender a adaptarse en cualquier situación. Otro punto en el que Manuel insiste mucho a sus alumnos es la deportividad: “Al principio y al final del juego los contendientes se dan la mano, resulta crucial saber vencer y perder”. Este monitor, lo que prácticamente supone una particularidad, permite que los padres y madres se queden en el aula durante la hora de clase. Esta decisión tiene su origen en una postura muy pensada, ya que Manuel dice que así, con la ayuda de los progenitores que quieran permanecer, mantiene la concentración de los alumnos de forma más fácil. “Y entre todos se crea un ambiente magnífico, un entorno de confianza y conseguimos que se involucren los padres y las madres; todos salimos ganando”, añade.

El ajedrez es para toda la vida
Cuando uno se sienta a hablar con Manuel es fácil dejarse arrastrar por su prosa fluida y cercana, por su pasión desmedida hacia las pequeñas piezas blancas y negras que hasta el final de los días, y en cíclicas y eternas batallas, miden y medirán su poder, unas contra otras, formando en dos bandos irreconciliables, sobre las cuadradas casillas del gastado tablero adamascado; decía que no resulta complicado dejarse llevar por sus conocimientos y por su amor a esta disciplina que responde al nombre de ajedrez, que no se circunscribe al mero apartado competitivo sino que goza de vertientes sociales y terapéuticas. A modo de breves ejemplos, el ajedrez se está empleando en terapia para ayudar a jóvenes y niños que sufren TDH (Trastorno de Déficit de Atención por Hiperactividad), asimismo están surgiendo escuelas de ajedrez que buscan como objetivo principal la reintegración social en las cárceles; además, estudios científicos empiezan a colocar al ajedrez como una de las actividades que más ayuda a retrasar la aparición de enfermedades degenerativas como el Alzheimer.

Son infinitas las opciones que el ajedrez pone sobre la mesa, nunca mejor dicho. Y con Manuel uno siente la necesidad de volver a jugar una partida aunque ésta sea rápida, aunque apenas se recuerden ya las reglas y el abanico de posibles movimientos de las variadas figuras (dama, alfiles, caballos, torres…). Sin embargo, hoy nos ceñimos a la escuela municipal que echó a andar hace ahora algo más de tres meses. En su seno un amplio grupo de chavales ilusionados dan sus primeros pasos sobre el tablero. Para ellos el camino por delante se anuncia largo pero, así les asegura su monitor, es que el ajedrez es para toda la vida, va con uno y nunca se pierde. Desde ‘La voz de hoy‘ nos sumamos a esta fiebre ajedrecística y para nuestros lectores iremos recogiendo la actualidad y los progresos de los niños y niñas de la escuela municipal de la localidad. Este 2014 se anuncia como el año del ajedrez en Rincón de la Victoria, por tanto ya puede usted recuperar su vetusto tablero de y las piezas o se arriesga a que, debido a que la juventud viene pisando muy fuerte, le caiga un sorpresivo y madrugador jaque mate.

Si se encuentra interesado en saber más acerca de la escuela municipal de ajedrez de Rincón de la Victoria, a continuación tiene a su disposición los siguientes enlaces:
-> Página web de la escuela municipal, dentro del Área de Deportes del ayuntamiento de Rincón de la victoria:
http://www.rincondelavictoria.es/index.php?mod=sm_12deportes&id=6&cat=2&tip=0
-> Y el blog ‘Escuela de ajedrez’, cuyo autor es Manuel Azuaga:

http://www.jaquecito.blogspot.com.es/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.