Josefina Aldecoa acoge las jornadas provinciales de la Red Andaluza de Ecoescuelas

Rosa Sánchez (Profesora del CEIP Josefina Aldecoa y coordinadora de Ecoescuela)

El lunes  14 de enero la Ecoescuela, del colegio  Josefina Aldecoa, de Torre de Benagalbón, ha sido anfitriona en las Jornadas Provinciales de Ecoescuelas. Estas jornadas se organizan  cada año en cada una de las 8 provincias de Andalucía y solían  celebrarse en los Centros de Profesores. Este es el segundo año que se celebra en una ecoescuela y  el centro rinconero ha sido seleccionado para la ocasión.

Han asistido los 40 coordinadores y coordinadoras de las  ecoescuelas que hay en Málaga, más los responsables de este programa, tanto a nivel andaluz como de Málaga los asistentes. La jornada se ha celebrado desde las 9:00 de la mañana a las 19:00 horas. El tema de trabajo ha sido  “Los patios escolares”.

Ha sido una jornada de trabajo con talleres y ponencias y lo más importante, es que querían conocer la Ecoescuela del Josefina: lo que hacen y cómo lo hacen. Desde la coordinación aseguran que están “muy ilusionados”.

La visita al centro la guiaron  6 chicos y chicas de 4º, 5º y 6º de Educación Primaria; fueron ellas y ellos los que explicaron lo que hacen y las actividades de aprendizaje e investigación que desarrollan para llevar a cabo el Programa Ecoescuela en el colegio.

“Una Ecoescuela es un centro educativo que desarrolla un proceso de mejora ambiental mediante el autoanálisis y posterior corrección de las deficiencias detectadas, que implique asimismo una mejora en la práctica educativa”, explica la coordinadora, Rosa Sánchez.

Son una de las 300 ecoescuelas de Andalucía y además desde el año 2016 tienen el Galardón Internacional Bandera Verde de Ecoescuela que los identifica como modelo educativo de Educación Ambiental.

La profesora comenta que el logo de la Bandera Verde ya dice que las “Personas somos la base  y en nuestras manos está que nuestro futuro sea verde”.También recuerda  que sólo “Nosotros y nosotras decidimos cuál será nuestro futuro”. Este año nos hemos presentado para renovar este galardón; en el mes de febrero recibiremos la visita de la Comisión evaluadora.

“En el colegio, educamos para el desarrollo sostenible  activando comportamientos consecuentes con él desde todas las áreas del currículo, con dos pilares importantes: el alumnado como protagonista y que los aprendizajes e  investigaciones vayan más allá de los límites físicos del colegio, repercutiendo en la Comunidad.  Desde que empezamos en el 2011 hemos trabajado los cuatro bloques del Programa: Agua, Residuos, Energía y Entorno Físico y Humano. Además, el año pasado los  RAEEs (Residuos de aparatos electrónicos y eléctricos) fueron objeto de nuestra ecoauditoría.  Este año investigaremos sobre el Ruido”, aclara Sánchez.

En el Programa está implicado el 100% del claustro de profesorado, el 100% del alumnado  y toda la Comunidad educativa: familias, personal no docente, asociaciones de  la zona, Ayuntamiento, personal del Aula matinal, Comedor y actividades extraescolares.

 

Ejemplos de los cambios

INVESTIGACIÓN PARTICIPATIVA. Este año, nuestro estudio se va a centrar en el Ruido.

SOSTENIBILIDAD. Ecohuerto con la técnica del acolchado permanente (permacultura).

COMERCIO RESPONSABLE.  Las listas de materiales se revisan y se ajustan. Hay un bonito proyecto para los cumpleaños, consiste en hacer  regalitos naturales o reciclados: plantitas, semilleros, marca-páginas,…

ENERGÍAS RENOVABLES.  Todos los jueves un grupo de alumnos y alumnas del colegio junto a miembros de la Comunidad Educativa llega al colegio en bicicleta: “Camino escolar en bici”.

REDUCIR. El papel de aluminio de nuestros desayunos se ha reducido en el 95%: lo llevamos en bolsas de tela o fiambreras de plástico.

REUTILIZAR. Cada clase tiene un menaje de platos, vasos y cubiertos de plástico o metal reutilizable para utilizar en fiestas,   eventos y efemérides.

RECICLAR. Todas las dependencias y clases de nuestra Ecoescuela cuentan con contenedores para separar residuos: restos, envases y papel.

Y todo ello lo hacemos con unas grandes pinceladas de:

AFECTIVIDAD. Torri, nuestra mascota, nos ayuda y nos recuerda las buenas prácticas medioambientalesEs un elemento más de nuestra Comunidad educativa… En el hall del cole nos da la bienvenida con una frase bonita cada mes, para reflexionar.

SOLIDARIDAD. Participamos en diversas campañas: recogida de material escolar para Togo, ayuda al Sahara, Cáritas,…

FELICIDAD. El cemento gris de nuestros edificios e instalaciones está ahora llenándose poco a poco  de color;  tenemos también originales jardineras hechas con palets reutilizables.

ILUSIÓN.  Por afrontar y realizar nuevos proyectos; uno de ellos “Camino escolar andando”: ofertar varias rutas como alternativa al transporte privado.

ASERTIVIDAD.  Hemos reconvertido la Patrulla Verde en Patrulla Multicolor: patrullan en los recreos de Infantil y Primaria solucionando pequeños conflictos, enseñando a reciclar a los peques y  ayudando a los chicos y chicas que  se encuentran en un momento determinado tristes o solitarios.

IGUALDAD y REFLEXIÓN.  Todos los miembros de nuestra Comunidad Educativa somos piezas claves de este gran puzle que es nuestra Ecoescuela.

Y  siempre con una palabra mágica,

COMPARTIR, para seguir aprendiendo y creciendo.

 Rosa se muestra orgullosa del trabajo realizado, pero asegura que hay que seguir: “En nuestras manos está seguir aportando buenas acciones, prácticas, propuestas,… en definitiva, todo lo mejor para la MADRE TIERRA. Como el pequeño Colibrí al intentar solo apagar el gran fuego de la selva, hacemos nuestra parte…para reducir nuestra huella de carbono y combatir el calentamiento global”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.