Hollande: «Los asuntos privados se tratan en privado»

“Los asuntos privados se tratan en privado”. Así ha zanjado François Hollande la polémica sobre la publicación de las fotografías de su supuesto ‘affaire’ con la actriz Julie Gayet que ha provocado un auténtico seísmo en su pareja y amenaza con desestabilizarle políticamente en un momento ya de por sí enormemente delicado para él. Aunque ha admitido la existencia de una grave crisis con su compañera oficial Valérie Trierweiler, el presidente galo se ha negado a comentar nada más. “No es el lugar ni el momento”, ha dicho tajante.

Con gesto serio, Hollande se ha presentado puntual en el salón de fiestas del Elíseo, ante los más de 600 periodistas acreditados para la ocasión, ávidos de que el mandatario clarificase hasta dónde llega el derecho a la intimidad de un presidente de la República. Una rueda de prensa pensada, cuando se convocó, para hablar de los problemas políticos y económicos del país… pero en la que ha terminado por colarse la actualidad más inmediata en torno a la vida privada del presidente.

Publicidad

“Todos, en nuestra vida personal, podemos atravesar momentos difíciles. Es nuestro caso”, ha declarado, en una aparente alusión a sus problemas de pareja, aireados la semana pasada por la revista ‘Closer’ y que han llevado a la primera dama al hospital con un ataque de nervios. “Son momentos dolorosos”, ha explicado el actual inquilino del Elíseo, que agregó: “pero tengo un principio, que los asuntos privados se traten en privado, con una intimidad respetuosa de cada uno”. Esa misma expresión es la que utilizó el expresidente Sarkozy cuando anunció su separación de Cécilia Ciganer.

En relación a si tomará medidas contra ‘Closer’ ha asegurado: “Como ciudadano, tengo una indignación total contra esa revista que se ha entrometido en mi vida privada y tengo la tentación de demandarla legalmente. Pero no lo haré porque también soy presidente”.

Sobre la supuesta falta de seguridad puesta de relieve por los paparazzi, el jefe del Estado galo ha aseverado que su “seguridad ha estado garantizada en todas partes y en todo momento” y ha añadido que, sin embargo, “dichas precauciones no me han impedido moverse por donde quiero”.

Hollande ha señalado también, sin dar más precisiones, que aclararía la situación de su pareja antes de su próximo viaje oficial a los Estados Unidos previsto para el 11 de febrero. Aunque la figura de la primera dama no tiene ningún estatuto legal en Francia, en la práctica Trierweiler tiene un gabinete de cuatro personas en el Elíseo pagado con dinero público, al igual que algunos de sus desplazamientos, considerados oficiales, y su dispositivo de seguridad.

Recortes millonarios
El presidente francés quería tratar de evitar que la conferencia de prensa en la que tenía puestas todas las esperanzas de pasar la página de un 2013 marcado por su incapacidad para frenar el desempleo se viera empañada por su supuesta infidelidad. Y, como era de esperar, ha centrado su rueda de prensa en los planes económicos de su Gobierno para el 2014. Así Hollande ha anunciado recortes por importe de 50.000 millones de euros entre 2015 y 2017, que equivale a un 4% del total, aunque ha defendido que es posible conseguir este ahorro en las cuentas públicas manteniendo al mismo tiempo el modelo social.

En su tercera gran rueda de prensa desde su llegada al Elíseo, Hollande ha asegurado que es necesario recortar el gasto público para reducir los déficits o bajar los impuestos. En este sentido, ha recalcado que ya ha sido controlado en 2013 y que en 2014 se reducirá en 15.000 millones de euros. Para llevar a cabo este recorte inédito entre 2015 y 2017 el Gobierno francés va a constituir un “consejo estratégico del gasto” que se reunirá cada mes para evaluar las políticas públicas. “El Estado dará ejemplo en la reducción del gasto público”, ha remarcado.

Por otro lado, Hollande ha explicado que, tras una crisis “profunda y prolongada”, desde hace seis meses el desempleo juvenil desciende y se han estabilizado las cifras de paro. Pese a esta nueva tendencia que comienza a esbozarse, aún no se ha “ganado la batalla del empleo”. Por ello, Hollande ha defendido que si Francia quiere mantener el control de su destino debe recobrar su fortaleza económica, para lo que debe ir “más rápido, más lejos y acelerar y profundizar” en su proceso de recuperación.

En ese sentido, el mandatario ha recordado que propuso un pacto de responsabilidad que plantea aliviar la carga fiscal soportada por las empresas a cambio de aumentar la contratación. “Ha llegado el momento de resolver el principal problema de Francia producir: más y mejor. Actuar sobre la oferta. Oferta crea demanda”, ha incididido. Para ello, se ha marcado el objetivo de acabar para 2017 con las contribuciones familiares tanto para las empresas como para los autónomos, que suponen una carga fiscal de 30.000 millones de euros.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.