¿Han aumentado los divorcios con la crisis?

Las estadísticas publicadas por el Consejo General del Poder Judicial en el año 2012 revelaban un descenso del número de rupturas matrimoniales en España. Todas las comunidades excepto Galicia, Aragón, Cantabria y La Rioja habían reducido su tasa de separaciones.
Todo ello debido a los altos costes económicos que conlleva comenzar una vida por separado. Divorciarse sale caro y no hablamos de los costes judiciales (abogado y procurador o tasas) sino de que los gastos se duplican, por ejemplo se necesitan dos viviendas, en lugar de una.

Sin embargo vemos que en el año 2014 el número de demandas de disolución matrimonial iniciadas en el segundo trimestre de 2014 experimentó un incremento del 2,4% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos recogidos por el Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial.
Si bien es cierto que el perfil de la mujer divorciada está variando y que antes las separaciones eran más comunes entre las mujeres de clase alta y media-alta, mientras que ahora se ha igualado el acceso al divorcio a todas las clases sociales, lo que es indudable es que la crisis económica ha hecho mella en la convivencia de las parejas, han aumentado los divorcios de mutuo acuerdo, pero también los no consensuados y han aumentado un 30% los pleitos por las pensiones de alimentos, las demandas de modificación de medidas y las demandas de guarda y alimentos para hijos no matrimoniales. Los separados reclaman una rebaja y las mujeres, que se cumplan las sentencias.
Las llamadas demandas de guarda y alimentos para hijos no matrimoniales o “divorcios” de las parejas de hecho, está siendo cada vez más frecuentes. En principio, estas parejas que no querían “papeles” que se interpusieran en su relación, ha cedido ante la crisis económica que aprieta y cada vez son más las parejas que, finalmente, sí que quieren regular por escrito su separación para salvaguardar los derechos de sus hijos.
La vivienda también se ha convertido en un verdadero problema, es un gasto enorme, y una salida ha sido siempre, en estos casos, vender la propiedad y repartir para asumir gastos, ahora es más difícil, las casas no se venden, o se malvenden, y esto crea un problema adicional, pues se cierra más aún esa prisión en la que se ven encerradas personas que no quieren convivir, ni compartir gastos, problemas ni ilusiones y no debemos olvidar que aunque te separes o divorcies de tu pareja no lo harás del Banco, el préstamo hipotecario os mantendrá unidos hasta el final del mismo o hasta la venta de la vivienda.

Publicidad

Esto es lo que llamamos una crisis matrimonial, sobre otra crisis económica.

Áurea Piédrola es abogada, Licenciada en Derecho por la Universidad de Málaga y Experta Universitaria en Criminología por la Universidad de Granada y miembro del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga, ejerce como Letrada estando integrada en el Grupo ABASAD con despacho propio en Rincón de la Victoria. Desarrolla asesoramiento jurídico en materias del Derecho de Civil, Administrativo y Penal adscrita al Turno de Oficio. Ha sido Juez Sustituta de los Juzgados de Vélez-Málaga y Antequera, docente del cuerpo policial, jurista criminóloga en la asistencia a víctimas de delitos contra las personas. Ha trabajado como Asesora jurídica al servicio de la Administración estatal (Ministerio de Miedo Ambiente) autonómica (Junta de Andalucía, Delegación Provincial de Medio Ambiente). Actualmente colabora como asesora jurídica de varias asociaciones de mujeres del municipio de Rincón de la Victoria y de la Asociación de Parados. Es miembro de la Oficina de Intermediación Hipotecaria del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga en la Axarquía.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.