Hamás, Egipto e Israel negocian una tregua inminente en Gaza

gazaLas toneladas de presión diplomática que en las últimas horas han cercado a palestinos e israelíes para que alcancen un alto el fuego, consiguieron aproximar las posiciones de las partes, hasta el punto de trascender la inminencia de una tregua. Hamás, el movimiento islamista que gobierna en Gaza se apresuró a declarar a la agencia Reuters que las facciones palestinas habían alcanzado un acuerdo con Israel de alto el fuego, gracias a la mediación egipcia.

La Yihad Islámica también confirmó el pacto que ni Israel ni Egipto daban anoche por concluido. El martes, sobre el terreno la supuesta inminencia de un alto el fuego no se dejó sentir. La jornada fue especialmente sangrienta en Gaza y en el sur de Israel, donde un civil y un soldado murieron según informaban los diarios nacionale sy los informativos de televisión.

Publicidad

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, se reunió el martes en Jerusalén con los dirigentes israelíes tras su paso por El Cairo. Su visita, precedía a otra de urgencia de la jefa de la diplomacia estadounidense, Hillary Clinton. Todo parecía poco con tal de poner fin a siete días de extrema violencia, que amenazan con dinamitar los frágiles equilibrios regionales y con sembrar el caos en Oriente Próximo. “Una mayor escalada sería peligrosa y desastrosa para toda la región”, dijo Ban Ki Moon tras reunirse con Netanyahu en Jerusalén.

Mientras, el Ejército israelí bombardeó por séptimo día consecutivo la Franja de Gaza y mató a 21 personas, según los datos de la agencia palestina de noticias Maan. Los cohetes palestinos castigaron el sur de Israel, pero también el centro del país. Uno de ellos impactó en la ciudad de Rishon Letzion y otros dos dispararon de nuevo las sirenas de alarma en Jerusalén. Los proyectiles aterrizaron en la Cisjordania ocupada, cerca de Jerusalén, según publicaron los medios locales. Dos israelíes –un soldado y un civil- murieron por el impacto de los proyectiles palestinos en el sur del país.

En total palestinos 134 -más de la mitad civiles y hasta 34 niños- , y cinco israelíes –cuatro de ellos soldados-, han muerto en unas hostilidades que han dejado además casi un millar de heridos, la inmensa mayoría habitantes de Gaza. En Cisjordania, la ofensiva israelí ha desatado protestas entre los palestinos, que han terminado con la muerte de dos manifestantes por disparos del Ejército.

Jaled Meshal, líder del movimiento islamista Hamás en el exilio, había indicado el lunes en El Cairo que para dar el visto bueno a un alto el fuego, los palestinos exigían el fin de las hostilidades israelíes y el levantamiento del embargo que asfixia al 1,7 millones de habitantes de Gaza desde hace más de cinco años. Fuentes israelíes conocedoras de las negociaciones que se han llevado a cabo en los últimos días en la capital egipcia, explican que la mayor preocupación israelí es el mantenimiento de la tregua. Es decir, hasta qué punto, Egipto como mediador sería capaz de garantizar un acuerdo duradero de alto el fuego.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.