Fast and Furious 7

fastyfurious7Deckard Shaw clama venganza por lo que el equipo de Toretto le hizo a su hermano. Comenzará a cobrarse victimas mientras aparece en escena un hombre del gobierno que les hace un encargo especial, recuperar el sistema «ojo de Dios».

Reparto
Vin Diesel es Dominic Toretto
Paul Walker es Brian O´Conner
Tyrese Gibson es Roman
Jason Statham es Deckard Shaw
Michelle Rodriguez es Letty
Dwayne Johnson es Hobbs
Kurt Russell es Mr.Nadie
Natalhie Emmanuel es Ramsey

Publicidad

Dirección
James Wan (The Conjuring)

Impresiones
Se esperaba con mucha pasión e interés la última entrega (hasta la fecha) de la saga A todo gas, entre otras cosas porque el morbo de la triste muerte de Paul Walker era notable y en la cinta se le rinde homenaje, pero sobre todo porque tras tres secuelas acertadas, Justin Lin deja la dirección a James Wan, un experto en el género terrorífico que prueba suerte con la acción en ésta séptima entrega. La pregunta es, ¿Ha conseguido estar a la altura? Antes de responder con rotundidad, vamos a destacar brevemente algunos detalles de la obra que he visto importante resaltar.

Aunque ha habido cambio de director, no ha sido así con el guionista. Chris Morgan vuelve a escribir y ahí es donde está la inmensa duda, ya que si ha sido capaz de escribir cosas tan inteligentes e interesantes como la de la quinta entrega, resulta difícil entender lo que ha ocurrido aquí. Entonces… ¿se debe al cambio de director? Es posible, sin embargo, hay que destacar que Wan se defiende muy bien en las escenas de acción, sus cámaras causan vértigo y ofrecen mayor espectacularidad a esos momentos que vemos donde los protagonistas se zurran a base de bien. No obstante, el conjunto no ha funcionado. La película, de más de dos horas de duración se podría dividir fácilmente en dos partes, ya que la primera funciona muy bien, pero la segunda es un despropósito donde su acción no consigue transmitir absolutamente nada, son disparos y velocidad sin carisma.

Pero si hablamos de carisma, le toca el turno al villano. Jason Statham abre la película en una escena de hospital que es más propia de su particular cine más que de la saga Fast and Furious, andando entre la comedia y el surrealismo. Sigo sin entender bien a qué se debe ésto pero con esa entrada, el espectador puede agarrarse a un buen villano para la saga, al menos en su comienzo. ¿Ha funcionado? Es triste decirlo pero no. Statham vuelve a hacer su típico papel de leñero, y eso no es malo en absoluto, pero sus escenas se centran simplemente en eso, en hacer «pupa» al contrincante. No hay diálogos para él, no hay una pequeña muestra para que el espectador sienta odio o afecto hacia su personaje, simplemente está y se limita a llegar, disparar y pegar, como un autómata. No me estoy quejando de Statham como actor, pues algunas películas de él me divierten, pero aquí deja mucho que desear pudiendo haber sido una buena némesis para el equipo de Toretto.

Uno de los puntos más acertados de las dos películas anteriores era la presencia de Dwayne Johnson, un portento que a diferencia de la gran mayoría del reparto, sí que tiene carisma. Sin embargo, su poca presencia en el metraje es algo que se nota, y hacía falta más de él para el disfrute mayor. No pedimos ninguna joya de la corona en cuanto a argumento, pero al menos sí una distracción de acción con algo de sentido. El sentido del que hablamos se ha anulado por completo en ésta en su segunda hora con toda la historia del «ojo de Dios», un sistema que hace uso de todas las cámaras y sistemas de vídeo por medio de móviles y aparatos tecnológicos para tener el control de todo y hacer un seguimiento de quien se desee. Ésta subtrama, que es claramente un añadido para hacer la película más larga, no hace más que aletargar en demasía el metraje y que miremos el reloj en más de una ocasión.

Entre los aciertos cabe destacar a una guapísima Nathalie Emmanuel, a la que vemos en la serie Juego de Tronos en el papel de Missandei. Un bellezón que suple la ausencia de Gal Gadot. Por contra, la trama sobre el regreso de Michelle Rodriguez en el papel de Letty, es otro de los retrocesos de la trama que no aportan nada y en los que se empeñan una y otra vez en buscar hueco en la pantalla. Del mismo modo, el morbo que se creó sobre la muerte de Paul Walker, al que le dedican la película y se guardan un emotivo homenaje final, nos muestra algunas escenas donde se nota el rostro digitalizado, algo que no entiendo sobre todo si han contado con la ayuda de sus dos hermanos para doblarlo en algunas escenas. Hay momentos breves donde se nota su cara superpuesta y a veces su rostro digitalizado. Aunque son pocas, el ojo fino que esté acostumbrado a éste tipo de cosas lo captará fácilmente. Por otra parte, la cinta está repleta de «fantasmadas» en las que el espectador tiene que hacer, como diría un cinéfilo que conozco, un acto de fe. Ésto no importa siempre que el surrealismo no se apodere de la mayor parte de la historia, pero en éste caso hay bastante de eso. Por poner un breve ejemplo, la superfuerza que saca el personaje para levantar durante un buen rato un coche de alta gama con sus brazos o que aparezcan los agentes del gobierno por primera vez justo cuando Shaw pelea con Toretto y éste huya tan fácilmente… ¡se quedan parados y no van en su búsqueda! Aunque como ya he citado, la más hilarante ocurre en los créditos de inicio cuando Shaw arrasa todo un hospital, eliminando todo a su paso para asegurase que su hermano tenga los cuidados necesarios. Si yo fuera Wan, me plantearía bien qué dirijo y cómo… ahí es cuando comencé a echar de menos a Lin.

La banda sonora de Brian Tyler es acorde a lo que requiere la película. Acción y con una gran carga en la orquesta, más que en otras ocasiones. Aunque por supuesto no puede faltar el compendio de canciones reggetoneras para el público que adora la saga desde su primera película. En resumidas, A todo gas 7, es una cinta divertida en su primera mitad, que falla en su segunda, y que por tanto está un escalón por debajo de las tres últimas secuelas. Se deja ver, tiene buenas escenas de acción sin limites, pero personalmente pienso que tendrían que acabar la franquicia aquí, aprovechando la despedida de Walker. Es dificil sacar un guión interesante visto lo visto. Por cierto, os animo a escuchar nuestro último programa en formato podcast sobre las seis primeras películas, podéis escucharlo aquí. Dicho queda, solo falta vuestra opinión para saber si ésta séptima entrega os ha enamorado o como a mi, os ha dejado algo desencantados, sobre todo por el buen nivel de las anteriores.

Dante Martín. Nacido en Granada y criado en Málaga, ejerzo mi pasión por el séptimo arte desde la infancia. En 2008 comencé con un blog dedicado al cine en todo su esplendor hasta reconvertirlo en página web, donde se dedican secciones exclusivas a críticas, libros de cine, bandas sonoras, series, etc. Soy Director y redactor de la revista digital Cine y Bso: www.cinebso.net.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.