Evangelizar, españolizar, heterosexualizar…

colonSegún todos los indicios, uno de los mejores cerebros patrios, el del señor ministro Wert (el del diccionario suave para con aquél infame genocida ya fallecido, el que tildó la asignatura Educación para la ciudadanía como adoctrinamiento ideológico, ¿lo recuerdan?) se nos ha echado al monte con la cosa catalana (y si tenemos un poco de paciencia lo hará también con la vasca, al tiempo). Parece que tiene intención de re-esencializar esa parte del todo español (¿o habría que decir mejor del todo hispano-alemán?).

No le perdona a la élite política y económica catalana que se haya desprendido de los toros, de la peineta (¡Que graciosas estaban nuestras excelsas féminas ante Ratzinger, el regidor del otro Estado que nos acompaña en nuestro vivir diario junto al alemán, vestidistas de negro, tan serias… tan formales! Me recordaban la canción aquella de Juanito Valderama “Mi primera comunión”, o algo así) y, tal vez, de Manolo Escobar. La Lola de España se nos murió, lamentablemente. Imperdonable.

Publicidad

Las recetas de nuestros actuales gobernantes para eso a lo que Platón llamaba “república” (marco único para la felicidad humana y el bien común) parecen bastante esotéricas, pero no en el sentido pitagórico, masón o de otra naturaleza sectaria, sino en el de “choni”, “merdeca” e incluso friki. Porque no me digan ustedes que a estas alturas de la película eso de volver a lanzarse en manos del Opus (subvenciones a la enseñanza privada controlada por ellos), de lo español (¿qué es eso del ser español?, ¿alguien tendría la amabilidad de explicarme lo de la “esencia” española?), de la heterosexualidad (mantienen el recurso en las altas instancias contra el matrimonio homosexual, si no me equivoco). Y lo que te rondaré morena…

La degradación del sistema democrático representativo es una evidencia incontrastable a día de hoy, ¿pero son éstos y éstas los responsables de la marca España?, ¿son éstos y éstas los llamados a “salvarnos”? Si es así, por favor, paren el tren que me bajo.

 

Sobre el autor: Antonio Caparrós Vida es Doctor en Filosofía, ha sido profesor tutor de UNED de Melilla, co-fundador de la revista de Filosofía editada por UNED-Melilla Volubilis, fundador del grupo de teatro “Arrabal”  de Melilla y grupo de teatro “Jábega” de Málaga y es colaborador habitual de diario Sur, La Opinión de Málaga, Melilla Hoy e Ymálaga, entre otros. Director teatral y actor. En la actualidad vive y trabaja como profesor de instituto en la Axarquía.

Publicidad
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.