ETA exhibió las armas en Toulouse y volvió a llevárselas

Los miembros de la banda terrorista ETA que mostraron las armas a los “verificadores” expresaron su “compromiso verbal” de dejarlas fuera de uso en un piso de Toulouse (Francia), las metieron en una caja de cartón y se quedaron con ellas, según fuentes jurídicas.

Así lo han relatado los tres miembros de la denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV) que han comparecido durante tres horas y media ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno para declarar como testigos sobre el paradero de los etarras con los que se reunieron.

Publicidad

Sobre el vídeo y el encuentro para el desarme parcial de ETA, los “verificadores” han apuntado que reciben una carta anónima en la que les dicen que vayan a Toulouse a finales de enero, adonde se desplazan en tren, han detallado las mismas fuentes jurídicas.

Allí, los dos “verificadores” que aparecen en el vídeo, Ram Manikkalingam (Sri Lanka) y Ronnie Kasrils (Sudáfrica), son recibidos por “un hombre con gafas y con gorro” que les espera en un coche y les lleva directamente a un edificio, al que entran por el garaje y suben a una habitación, donde se encuentran lo que aparece en el vídeo.

En la habitación, los encapuchados les ofrecen una listado de armas con el “compromiso verbal” de que las armas están selladas y, en ese momento, delante de ellos, las meten en una caja de cartón, las precintan y los encapuchados se quedan con la caja. El vídeo fue mostrado por la BBC.

El portavoz de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Manikkalingam, ha manifestado al juez recibió una carta anónima de ETA en Amsterdam en junio o julio de 2011.

Los “verificadores”, que cobran 750 euros al día, están financiados por un grupo de Amsterdam que se llama DAG y por parte de algún Gobierno escandinavo, según las mismas fuentes.

El portavoz de la Comisión Internacional de Verificación (CIV), Ram Manikkalingam, ha asegurado este domingo tras la declaración de tres de sus miembros ante el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno que quieren ser “transparentes” y “colaborar con la Justicia. “Creemos que existe una oportunidad auténtica para la paz”, ha afirmado.

“Estamos aquí hoy porque queremos ser transparentes y hemos colaborado con el juez Ismael Moreno. Estamos trabajando para la consolidación de la paz y la coexistencia en el País Vasco. Desde que se declaró de forma unilateral el alto el fuego permanente y verificable, ETA ha mantenido el cese de la actividad armada y cumplido con sus compromisos. Ahora es tiempo de sellar las armas y ponerlas fuera de uso”, ha indicado.

“ETA ha expresado su compromiso unilateral, estamos aquí para ayudar a que esto se lleve a cabo en interés, no sólo de todas las personas que viven en el País Vasco si no también del resto de España”, ha agregado en una breve declaración en inglés leída a su salida de las dependencias judiciales.

“Somos profesionales con experiencia y creemos que tenemos una auténtica oportunidad para la paz. Siempre hemos trabajado con el respaldo de una mayoría”, ha concluido.

Los primeros en declarar, Ram Manikkalingam y Ronnie Kasrils, han comparecido ante el magistrado durante casi una hora cada uno. Ambos aparecen en el video difundido el pasado viernes en el que se mostraba el armamento, munición y explosivos inutilizados.

En último lugar ha sido interrogado Chris Maccabe. Las declaraciones se han producido en el marco de una diligencias previas las 26/2014, abiertas por el juez a raíz de la petición realizada por la asociación de víctimas Covite. Todos ellos han respondido a las preguntas efectuadas por el juez y la fiscal Carmen Monfort en inglés con la asistencia de un traductor y sin contar con la presencia de abogados.

Apoyo del Gobierno vasco

El secretario general para la Paz y la Convivencia del Gobierno vasco, Jonan Fernández, ha pedido hoy a los poderes del Estado que reflexionen sobre las “consecuencias” de someter a la sociedad vasca “a un estado de convulsión permanente” y de “espasmos uno detrás de otro” en relación a la banda terrorista ETA.

“Esto no es bueno, no es sano. Estamos gestionando una buena noticia, la noticia de la paz”, ha enfatizado Fernández, quien también ha llamado a ETA a reflexionar sobre las consecuencias de la “dilatación del final de su existencia” y a todas las fuerzas políticas e instituciones a crear un espacio de trabajo compartido y de cooperación para llevar a buen término el proceso de paz vasco.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, y Jonan Fernández se han reunido esta mañana en dos ocasiones con los miembros de la Comisión Internacional de Verificación (CIV) Ram Manikkalingam (Sri Lanka), Ronnie Kasrils (Sudáfrica) y Chris Maccabe (Reino Unido), antes y después de su declaración como testigos en la Audiencia Nacional sobre el paradero de los etarras con los que han contactado.

Según ha subrayado, están tratando de ayudar “desinteresadamente” y de acuerdo a un “impulso ético y de voluntad de paz” al desarme “total, unilateral e incondicional” de ETA.

Fernández ha explicado que, por eso, el Gobierno vasco “ampara” la labor de los “verificadores” y ha aclarado que “no tiene nada que ver” con la financiación de sus actividades.

El secretario general para la Paz y la Convivencia del País Vasco ha precisado que el Ejecutivo de Urkullu no contempla otro horizonte que el desarme total, unilateral e incondicional de la banda terrorista.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.