Estrenos: Focus

focusNicky es un estafador que una noche encuentra a la atractiva Jess, con la que entabla una relación de maestro-alumna para incluirla en el negocio, o al menos eso parece…

Reparto
Will Smith es Nicky
Margot Robbie es Jess
Adrian Martinez es Farhad
Rodrigo Santoro es Garriga
Gerald McRaney es Owens

Dirección
Glenn Ficarra & John Requa (Crazy, Stupid, Love)

Impresiones
Will Smith, que es un buen actor que vive unos últimos años bastante alejado del descubrimiento que supuso hace tiempo, es el protagonista de ésta cinta sobre timos y engaños, con algo de elegancia y amor. Ficarra y Requa firman una cinta para los fans del mítico príncipe de Bel-Air que no se aleja de la tonalidad comercial necesaria para hacer taquilla. A eso le añadimos la belleza de Margot Robbie a la que descubrimos en la cinta de Scorsese, El lobo de Wall Street. Juntos forman una pareja interesante aunque por momentos les veamos una falta de química que hace que desentone con el resto.

Focus es una cinta entretenida, se pasa volando y eso es una virtud. Sin embargo, cabe mencionar que toda ella en conjunto resulta previsible, sobre todo en su tramo final cuando tres años después, los protagonistas vuelven a vivir una aventura que es donde realmente comienza la historia, ya que lo que hemos visto en los cuarenta minutos anteriores ha sido un “entrenamiento”, que a mi modo de ver, es lo realmente interesante y ameno del producto. La escena del asiático en el partido, aunque se puede intuir su final, está muy bien llevada y he de reconocer que me mantuvo pegado a la butaca, disfrutando de su emoción, del truco, del abuso del subconsciente y de mi canción favorita de los Rollings Stones, Sympathy for the Devil.

Todo lo que viene a continuación con la incursión de Rodrigo Santoro (el Xerxes de 300) y Gerald McRaney, mítico “Papá Comandante”, afloja drásticamente siendo un producto totalmente convencional, que no aporta nada, salvo la actuación de sus protagonistas que luce por momentos y a veces desentona. De hecho, la incongruencia máxima que impone el personaje de Smith para incluir a Robbie en el plan, que es la de evitar insinuaciones en el trabajo, se la pasa por el forro a la primera de cambio, aunque claro, todo está planificado, resurgiendo de ésta forma el Will Smith inexpresivo de After Earth en vez del sentimentalista de Siete Almas o En Busca de la Felicidad, dos películas que están a años luz de Focus, que como digo, al menos se deja ver y entretiene a su público.

La banda sonora de Nick Urata cumple. El compositor lleva con Ficarra y Requa desde sus comienzos, Se le une en forma de decoro, temas conocidos de Magnetic Zeros, Them o clásicos de Ray Conniff o los Rollings Stones. En resumidas, Focus es una cinta previsible, justita, para pasar el rato, divierte, entretiene y agradará a los fans de Smith.

Dante Martín. Nacido en Granada y criado en Málaga, ejerzo mi pasión por el séptimo arte desde la infancia. En 2008 comencé con un blog dedicado al cine en todo su esplendor hasta reconvertirlo en página web, donde se dedican secciones exclusivas a críticas, libros de cine, bandas sonoras, series, etc. Soy Director y redactor de la revista digital Cine y Bso: www.cinebso.net.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.