Estrenos: Caminando entre las tumbas

caminandoentretumbasMatt Scudder trabaja por cuenta propia desde que vivió una mala experiencia en la policia. Ahora investiga un extraño caso donde unos desconocidos secuestran y descuartizan a sus victimas.

Reparto
Liam Neeson es Matt Scudder
Maurice Compte es Danny Ortiz
Astro es TJ

Publicidad

Dirección
Scott Frank (The Lookout)

Impresiones
Siete años después de dirigir a un jovencísimo Joseph Gordon-Levitt en la interesante The Lookout, Scott Frank vuelve a dirigir para trasladar a la pantalla una de las aventuras de Matt Scudder, sacadas de la chistera del gran Lawrence Block, escritor de literatura negra con algunas sagas a sus espaldas bastante curiosas, incluyendo la mas larga de todas, las de el investigador privado exalcohólico, Matt Scudder. Nada menos que diecisiete novelas en su haber, algo que nos recuerda a la estrategia usada para la película protagonizada por Tom Cruise, Jack Reacher, que también era basada en otra curiosa saga de acción y que se usó para averiguar dependiendo de la audiencia si interesaría una continuidad. No sabemos con respecto a ésta historia si dara pie a nuevas aventuras, pero sí podemos sacar en claro algunos detalles.

Por un lado, A Walk Among the Tombstones cuenta con Liam Neeson como protagonista en un papel que ya no resulta nuevo. Un ex-alcohólico (como en Sin Escalas) que trabaja por cuenta propia y mata si es necesario (como en Taken). Ultimamente asiduo a éste rol, parece sentirse cómodo tras pasar los sesenta años y muestra estar en plena forma. Sin embargo, Matt Scudder no difiere de Bill Marks o Bryan Mills. Tampoco la película muestra nada nuevo. Unos asesinos que descuartizan a sus víctimas tras no cobrar lo pactado se tendrán que ver las caras con éste gigante que en una vida anterior ya fue policía. El toque oscuro y siniestro trata de evadirnos para hacernos pensar que estamos ante una película del estilo a Seven, donde hay cortes, sangre, vísceras y suspense. Una pena que ese efecto no se haya hecho manifiesto porque vuelve a ser una historia más dentro de una filmografía extensa. Una cinta sin pena ni gloria que puede entretener la primera vez pero que la olvidaremos rápidamente.

Luego tenemos un ingrediente ridículo, un cliché ya visto, donde la seriedad de la cinta se trastoca al incluir un alma perdida, en este caso un niño vagabundo que se hace amigo y colaborador de Scudder y lo ayudará en sus tareas. Un ayudante al mas puro estilo Sherlock y Watson, quien acabará metiendo las narices en el asunto y será pieza fundamental y clave en el desenlace de la historia. En resumidas, casi una tomadura de pelo. La única excusa de ver ésta cinta radica en el entretenimiento y gusto de ver a Liam Neeson resolver bien la papeleta en una película que se difumina hasta quedar en nada. La banda sonora del cubano Carlos Rafael Rivera tampoco aporta nada, siendo un arma de suspense para dar cierto halo de misterio bien logrado y que queda resultón pero que fuera de la película ni siquiera gusta. En resumidas, una cinta que nos muestra como Neeson o debe a hacienda o está haciéndose una venganza personal por no haber hecho más películas de acción en su juventud.

Dante Martín. Granadino-Malagueño, ejerzo mi pasión por el séptimo arte desde la infancia. En 2008 comencé con un blog dedicado al cine en todo su esplendor hasta reconvertirlo en página web, dedicando secciones exclusivas a críticas, libros de cine, bandas sonoras, series, etc. Director y redactor de la revista digital Cine y Bso: www.cinebso.net

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.