Estrenos: Autómata

automataJacq Vaucan es un agente de seguros que investiga ciertas anomalías con respecto a la serie robótica Pilgrim 7000. Parece ser que han roto uno de los dos protocolos inalterables, alterar o modificar su existencia, por lo que Vaucan se meterá de lleno casi sin quererlo en una trama de persecución y destrucción.

Reparto
Antonio Banderas es Jacq Vaucan
Dylan McDermott es Wallace
Robert Forster es Robert Bold
Melanie Griffith es Dr. Dupre
Birgitte Hjort Sørensen es Rachel Vaucan

Publicidad

Dirección
Gabe Ibáñez (Hierro)

Impresiones
La presentación en los trailers de ésta película colocaban a Gabe Ibáñez como un visionario. Un español haciendo un film de ciencia ficción con estrellas de primera fila y con algo de presupuesto. La verdad es que había ganas de saborearla pero tras el resultado queda decir que el sabor que nos ha quedado es muy amargo. No obstante, es de felicitar la labor de Banderas que nos muestra una vez más que es un actor capaz de convencer con su presencia e interpretación. Todo lo contrario podemos decir de su ahora ex-mujer quien parece photoshopeada y ultramaquillada para parecer algo que no es. Ella es la que verdaderamente parece un robot.

Autómata tiene un inicio acertado, engancha y posee una estética cuidada. Aunque eso sí, todo lo relacionado con la ciudad parece sacado de Blade Runner, todo hay que decirlo. Y siempre sacamos la obra de Ridley Scott como comparativa cuando se realiza una película de ciencia ficción, pero en éste caso la comparación es evidente ya que su primera mitad parece sacada de ahí. De hecho, no se aleja siquiera ni en la trama ya que los replicantes, aquí con forma de robot, no buscan otra cosa más que “vivir”. De ahí que la idea filosófica de Autómata resulte completamente manida. No obstante, la mano de obra con respecto a esos robots es de pura artesanía y es de agradecer ya que le da cierto realismo al film, no teniendo tanto peso en lo digital.

En el universo de Autómata, todo el mundo tiene un androide, incluso los mendigos. La tierra está copada por ellos y todo, a fin de cuentas, es un negocio. De ahí que no queden tan claras las intenciones de la empresa. ¿Quieren eliminar a Vaucan porque piensan que es un traidor, porque ha conocido el secreto o simplemente porque les gusta ser los malos y les va eso de disparar sin ton ni son? Independientemente de esto hay que decir que Autómata tiene una cantidad de errores y gazapos muy perceptibles para el ojo humano y cuando eso es tan palpable, da muestras de no haber sido cuidada. A veces no son aspectos importantes pero dan muestras de dejadez. Algunos errores de Raccord como cuando ves al presidente de la empresa hablando de pie y al segundo está sentado en su mesa o cosas poco creíbles como cuando el personaje de Banderas llora por una tableta de chocolate como si llevara una semana sin comer y no ha pasado más de dos días. Y por supuesto el sonrojante momento cuando encuentra una botella de whiskey con menos de la mitad de líquido y tras un trago se emborracha, dejando la botella casi intacta. Esos detalles se van acumulando y forman una pelota grande, dejando a Gabe Ibáñez en mal lugar por no cuidar su producto.

Y si hay algo que me ha llamado la atención es precisamente el final, así que aviso que aquí viene un pequeño spoiler pero que es inevitable comentarlo con vosotros si la habéis visto. Si se supone que el personaje de Banderas está muriendo por la radiación del sitio… su esposa, y sobre todo, el bebé recién nacido quedan contaminados. Para un niño de esas características debe de ser no solo tóxico sino venenoso. No se, es una conclusión a la que he llegado y me ha chocado totalmente, entre otras cosas porque no parecen darle importancia en la película.

Lo que si es muy positivo en ésta cinta es la banda sonora de Zacarias M. De la Riva. Aunque es una banda sonora que no pega nada con la película, resulta agradable de escuchar fuera del film, haciendo buen uso de la orquesta y volcando su fuerza en los coros. Por momentos nos recuerda al gran Philip Glass por sus bucles de cuerda, pero lejos de esto, tiene personalidad propia. Probablemente sea la falta de electrónica la que echemos de menos en una película así, pero el score orquestado merece mucho la pena. No le pierdan detalle.

En resumidas, Autómata parecía algo, pintaba bien desde su inicio, pero conforme avanza, los errores, las semejanzas con Blade Runner, algunas actuaciones y el mensaje, no aportan nada productivo ni nuevo a un film en el que Antonio Banderas había puesto muchas esperanzas ya que él mismo produce. No obstante podemos decir que el actor es de lo mejor de ésta película. Por un sitio que no recuerdo ahora leí que esta película era la propia para Nicolas Cage. Una cinta mala de esas caracteristicas con su actuación, habría sido algo ideal. Pero esto es lo que hay. Mi recomendación, disfruten de Blade Runner y eviten Autómata

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.