Escrache

escrache¿[…] y no lo llamaría buen rey sólo por gobernar bien su propia vida, sino por asegurar también la felicidad de sus súbditos? En efecto, un rey es elegido no para que se preocupe exclusivamente de su propio bienestar, sino para que sean felices, gracias a él quienes lo han elegido […] (Jenofonte: Memorabilia III, 2, 2-4).

Estamos asistiendo por parte de ciertos partidos políticos y periodistas afines al Partido Popular, a un intento de criminalización de las acciones (escrache) que actualmente está llevando la PAH en la acción de concienciación del voto de los políticos a la iniciativa popular que han presentado en el congreso con el aval de 1.500.000 firmas.

Tan grotescas son las comparaciones, que han llegado a decir que son idénticas que las acciones que realizaron los nazis contra los judíos, la de Eta en España, o los comunistas en la revolución rusa de 1917. Tan solo les ha faltado compararla con la quema de iglesias por los comunistas en la guerra civil. ¡¡¡Viva esta democracia sin memoria histórica¡¡¡

Esto es solo un intento de desviar la atención de la realidad que está atravesando España con los desahucios y las consecuencias que están soportando las cientos de miles de familias en este país, además de esconder, con la teoría del ventilador, el desvío de la atención pública y ciudadana a las investigaciones que está desarrollando la justicia española con el caso Bárcenas y la financiación ilegal del Partido Popular, y que éste, con su silencio, solo pretende esconder la verdad de este asunto.

Estas acciones (escrache) la tachan de antidemocrática y la quieren regular y criminalizar para así poder protegerse de las acciones ciudadanas, que entre otras cosas, es a la que se deben.

Decía Ada Colau que llevan cuatro años intentando que los distintos partidos políticos les diesen la oportunidad de poder reunirse con ellos para poder trasladarles la realidad por la que estaban atravesando estas cientos de miles de familias y buscar una solución a este horrible, desmesurado y sanguinario problema. La respuesta siempre fue la misma por parte de los grandes partidos (PP-PSOE), una negación a esta reunión, aunque hoy el PSOE ha rectificado, dada la cantidad de firmas que avalan a esta organización. No se me va de la mente las imágenes de su intervención en el parlamento, y que una vez finalizada, cuando se dirige para entregar sus peticiones a los parlamentarios del PP y PSOE es ignorada y no aceptan el escucharla.
Si hacemos memoria, el gobierno de Zapatero llegó a abrir una oficina de agilización de los desahucios en España. Era poner a disposición el poder político a través del poder judicial y los agentes de seguridad del Estado, al servicio de los poderes económicos de este país, a un poder, que son los culpables de la situación económica por la que están atravesando la mayoría de los países de nuestro planeta y que son los únicos que se están beneficiando de esta crisis económica.
Aun siendo estos los culpables, éste y el anterior gobierno, adoptaron y siguen adoptando medidas de apoyo económico para rescatarlos a costa del ciudadano, (subida del IVA, recortes en las prestaciones sociales, derechos sindicales, derechos de la ciudadanía reconocida por nuestra constitución, etc.) y adoptando medidas presupuestarías que traspasan las líneas rojas del sistema del bienestar que tanto ha costado construir en España, como son los recortes en Sanidad, Educación, Servicios Sociales, el copago en Justicia…, y olvidándose de la precariedad por la que está atravesando millones de familias en este país, mientras los grandes defraudadores salen de rositas de la justicia y siguen amasando grandes fortunas aseguradas fuera de nuestro país.
No son los bancos los que deben de ser rescatados. Los que deben de ser rescatados son los ciudadanos y las capas sociales más desfavorecidas y que con las medidas legislativas y presupuestarias que están imponiendo, solo puede provocar que éstas sean arrojadas a la exclusión social. En España, cada vez más, se está abriendo la brecha diferencial del poder adquisitivo de los ciudadanos, el más rico, aun estando en crisis es más rico, y el pobre cada vez es más pobre y esto, solo se debe a que el gobierno solo está por favorecer a los que más tienen, olvidándose de los que más necesitan.
Cuando el ciudadano observa que estos partidos que nos representan, no les da respuesta a sus peticiones, lo lógico en una democracia que se precie de serla, es que estos, se organicen para aunar las fuerzas necesarias para lograr su objetivo. Esto, es un derecho constitucional que también les gustaría aniquilar por lo molesto que puede ser.
Se modifica una Constitución en el tiempo record de una semana para complacer a los mercados, saltándose las reglas democráticas y olvidándose de que toda modificación de la Carta Magna, solo radica en el pueblo, a través de referéndum y no por acuerdo de los dos grandes partidos en el parlamento.
Intentan limitar el derecho de huelga, criminalizan a las asociaciones que no son de su agrado o corriente y no criminalizan el despilfarro presupuestario que han tenido en muchas comunidades autonómicas como por ejemplo en la comunidad valenciana, Baleares, diputación de Castellón etc..
Mientras este despilfarro ocurre, ponen al servicio del poder económico a las fuerzas de seguridad del estado, para desahuciar a cientos de miles de familias, ejerciendo una fuerza desmesurada sobre los que se oponen al mismo. Y a esto le llaman democracia. Lo de la PAH, es apología del terrorismo. ¿Hasta donde nos van a llevar estos impresentables gobiernos de turnos que se olvidan del sufrimiento por el que están pasando sus conciudadanos?

Son los políticos los que deben de estar al servicio del ciudadano y no los ciudadanos al servicio de los políticos. Cuando un político toma la decisión de dedicarse a prestar su vida al servicio de la comunidad, debe de tener siempre presente que en algún momento de su ejercicio, puede ser objeto de crítica ya que no siempre por el solo hecho de ser representante tiene siempre la razón.

Los políticos no pueden vivir de espaldas al ciudadano, porque en algún momento serán estos los que les den la espalda a ellos. Es esto último, lo que está ocurriendo en la actualidad. El ciudadano, está despertando del gran letargo que ha tenido durante muchísimos años. El ciudadano, desde hace muchísimos años, ha dejado a los políticos el poder de legislar a sus espaldas sin ser consultados, sin intervenir en la vida política de este país y traduciendo su intervención tan solo a que cada cuatro años, deposite una papeleta en las urnas para las diferentes elecciones.

Esta separación del ciudadano de la vida política, ha provocado que algunos políticos y partidos se crean imprescindibles e omnipotentes y de que están por encima del bien y del mal, y es por ello, ahora, el que el ciudadano viendo su desamparo, está despertando de su letargo, y que diferencie en España la existencia de dos castas, la política que está por encima de todo, y la ciudadana que se debe a ellos servilmente si no quieren ser despojados de sus derechos.

Contra las injusticias hay que rebelarse. Es un deber y un derecho del ciudadano. Antes las injusticias, me pongo del lado del oprimido y no del opresor. Mantenernos en silencio ante estas, es ponemos del lado del opresor.

No podemos permitir tanto atropello a nuestra dignidad como humano y ciudadano, y es por ello, mi máximo apoyo a Ada Colau y su organización la PAH, que está despertando el sentido participativo y de solidaridad de la ciudadanía, con la lucha que está realizando por las injusticias que se están cometiendo en este país.

Manuel Villodres Rodríguez
Coordinador Local IU-Rincón

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.