Entrevista al director de la cementera de La Araña: Enrique Álvarez Cascos

Enrique Álvarez Cascos es Ingeniero de minas y lleva trabajando en el sector del cemento desde 1986. Empezó en otro grupo y años después pasó a Financiera y Minera Italcementi (FYM) en la fábrica que tiene en Bilbao, después estuvo cuatro años en Puerto Rico y en La Araña, Málaga, lleva al frente de la dirección desde 2003. Se encarga de coordinar los diferentes departamentos de la empresa: producción, comercial, medio ambiente, recursos humanos…y reconoce que es un trabajo ameno por el equipo humano con el que cuenta.

La voz de hoy, tras visitar las instalaciones realizó algunas cuestiones a Álvarez Cascos para conocer un poco más sobre la cementera que lleva más de cien años en la capital malagueña y da trabajo a cerca de unas 300 personas entre los puestos directos e indirectos.

¿Cuál es su labor como director de esta gran empresa?

Lo fundamental de mi tarea es la coordinación de los diferentes departamentos y lo primordial es el equipo que tengas, del cual me siento muy orgulloso. También existen las labores de representación de la firma de cara al exterior, con instituciones y empresas. Como ingeniero me gusta más la primera de ellas, pero ambas son importantes, aunque lo principal es el trabajo interno y el esfuerzo porque los malagueños no perciban que hay una fábrica en funcionamiento, que no se note que está en marcha 24 horas al día, todos los días del año.

¿Qué cambios ha sufrido la fábrica en los últimos años?

En 2005 la fábrica cambió sustancialmente por una inversión muy importante del orden de 120 millones de euros. Consistió en la unificación de los dos hornos, que había de los año 60, para producir la materia prima del cemento que es el clinker. La instalación se mejoró, se hizo más eficiente y se adaptó a la normativa. De esta forma también se mejoró los productos intermedios, se modernizaron tecnológicamente las instalaciones y las políticas de medio ambiente cobraron fuerza.

¿Qué me dice del respeto al medio ambiente que se les exige a las fábricas?

Ahora existe una normativa europea estricta en cuanto a políticas de medio ambiente, también las mediciones de emisión de gases de las chimeneas que realiza la Junta de Andalucía son exigentes y en todos esos procesos prima la transparencia. Todo el mundo puede ver lo que hacemos con las visitas a las instalaciones. Además contamos con un equipo muy especializado y personas competentes en la materia. La compañía ha recibido numeroso premios en restauración de canteras y el interés por el cuidado del medio de todas las personas que trabajamos aquí es uno de los pilares de la empresa.

Otra de las cualidades de las que presume Italcementi es la innovación. ¿Qué nuevos materiales han creado?

Cierto, otro de los pilares del grupo es la innovación y continuamente se están desarrollando nuevos productos. Puede parecer que por la construcción, el sector del cemento está encasillado, pero hay nuevos productos para la reconstrucción de edificios antiguos, o para la rehabilitación del paseo de la Alcazaba. A veces, cuando realizamos el desmonte de alguna construcción y sale otro material, le hacemos pruebas y si se puede utilizar lo reciclamos para evitar más vertidos.

¿Cuáles son las construcciones que existen en Málaga con el sello de FYM?

Hemos participado activamente en todas las grandes construcciones de la provincia, como puede ser el AVE, el aeropuerto, el Palacio de Ferias y Congresos, la Alcazaba…y también en el desarrollo de viviendas de toda la Costa del Sol. Nuestros clientes proceden tanto de residenciales particulares, como de grandes infraestructuras y obras públicas. Abarcamos los dos segmentos y obviamente la demanda de ambos no es estática.

¿Cómo está afectando la crisis a la cementera?

La crisis es palpable desde el segundo semestre de 2008 con la caída en el sector de la vivienda y de la mano la construcción. Hemos sufrido un descenso de más del 60 por ciento de las ventas. En España se vendían unos cincuenta millones de toneladas de cemento y este año no llegaremos a doce. Demoledora la cifra, por lo que intentamos ser más eficientes para reducir costes, también se ha reducido, de forma progresiva, la plantilla en el sector del hormigón y estamos apostando por la exportación y la creación de nuevos productos para completar la oferta.

¿Su volumen de negocio se centra ahora en las exportaciones?

El hecho de que tengamos la fábrica tan cerca del puerto nos permite exportar a países como Libia, Argelia o el norte de África, pero es un mercado muy competitivo por los precios y por ello, no es una apuesta a largo plazo, simplemente nos permite mantener la actividad y el empleo, pero no debería ser nuestra base de cara al futuro. Hoy por hoy, ayuda a cubrir gastos, pero no debería ser el volumen principal por los costes que conlleva de transportes, aduanas, permisos…

Compartir
Victoria Contreras Blancas

Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here