En Rincón también se hace surf

surfSeguramente usted les ha visto si es asiduo a las playas de Rincón de la Victoria durante el verano o le gusta salir a andar o correr por el paseo marítimo en invierno. Ellos están todo el año allí, afincados en la conocida como playa del Tajo. Son un montón de chavales con sus tablas y trajes de neopreno y juntos conforman la escuela municipal de surf, cuyo monitor es Nacho Fernández, el cual en fechas recientes charló con ‘La voz de hoy‘ para explicar el funcionamiento de sus clases, el entrenamiento de los niños y niñas, y, en definitiva, cómo es eso de practicar surf en una localidad como la nuestra.

La escuela abrió sus puertas antes del verano pasado. Durante las fechas estivales cuenta Nacho que tuvo cerca de 40 alumnos. La cifra se reduce en los meses invernales. Sin embargo, el surf goza de buena salud en Rincón de la Victoria. Ése es precisamente uno de los objetivos que persigue la escuela municipal: “Queremos normalizar la visión que se tiene de este deporte y que la ciudadanía se habitúe a vernos en la playa”, a lo que añade, “el surf es una actividad normal, que no entraña especial peligro”.

Cerca de dos centenares de personas practican surf en la localidad. Por tanto, no se trata de una disciplina poco asentada, sino más bien todo lo contrario; además, no deja de crecer. Asimismo, desde la escuela municipal se persigue educar a los chavales en valores como la disciplina, el compañerismo y el respeto al medioambiente. “A los chicos y chicas les insisto mucho en que deben cuidar la playa y recoger la basura que generan; nos pasamos todo el año en el agua y conocemos de primera mano el daño que la acción humana provoca en la naturaleza”, explica Fernández en referencia a la contaminación del litoral causada por la sociedad.

“No hay edad para practicar surf”, asegura el monitor de la escuela municipal de Rincón. En el centro enseñan a niños y niñas desde los siete y ocho años, y sorprende la habilidad y equilibrio que ya demuestran los pequeños. “A menudo”, dice Nacho, “uno de los escollos que tenemos que superar es el de la opinión de los padres y madres, que tienden a pensar que este deporte entraña un gran riesgo para la salud, lo que no es así; uno ha de hacer surf con precaución y siguiendo las normas de seguridad y así no entraña ningún peligro distinto al de muchas otras actividades en las que puede haber caídas”. De todos modos, en la escuela invitan a que los pequeños prueben las clases antes de apuntarse. “A todos les suele gustar mucho, porque se crea un ambiente muy bueno de camaradería entre todos y los padres y las madres se quedan por allí, se involucran y me echan una mano; varios de ellos han practicado surf con asiduidad y su afición es la que les hace traer a sus hijos a la escuela”.

“Es crucial que los niños se diviertan”
La seguridad y el espíritu de compañerismo son fundamentales en el día a día de los entrenamientos, los cuales presentan dureza y exigen disciplina. No obstante, Nacho Fernández nunca deja de lado en sus clases la faceta lúdica: “Para mí es crucial que los niños se diviertan y empiecen a amar este deporte, y con los más pequeños resulta vital que lo aprendan de forma amena”.

En cuanto a la carga de trabajo en sí misma, el entrenamiento se divide en un área de preparación en la arena, con ejercicios de equilibrio y fortalecimiento, y el contacto con el agua para coger las olas y aprender a remar y a impulsarse, también algo de buceo, así como ponerse de pie sobre la tabla. En la actualidad, la competición no entra entre los objetivos de la escuela, aunque es algo que Fernández no descarta; de hecho, de Rincón ya participan en torneos surferos como Javi y Alberto Truncer y Camilo Cubillas. “En la localidad también se encuentran los miembros del colectivo ‘V-Team’, con los que tenemos muy buena relación; son una especie de hermandad o club de amantes de este deporte y nos ayudan mucho”, comenta Nacho.

A lo largo del año, y en función de la demanda de los alumnos, el número de horas de clase varía. A día de hoy, existe un grupo de chavales que entrena dos días a la semana y otro que surfea sólo uno. En abril la escuela quiere poner en marcha un nuevo grupo para los viernes. El precio de las clases oscila entre 20 y 30 euros mensuales, en función de si se asiste una o dos veces cada siete días, respectivamente. La escuela pone a disposición de sus alumnos el material necesario para surfear.

Todavía son jóvenes estos deportistas, pero el talento y la pasión por las olas ya se intuyen en estos pequeños que entrenan con sus tablas en las playas rinconeras y practican el equilibrio sobre la tabla, aspecto fundamental en este deporte que está llamado a dar muchas alegrías a la localidad en los próximos años.

Los lectores de ‘La voz de hoy’ que se encuentren interesados en saber más de la escuela municipal de surf de Rincón de la Victoria pueden o visitar su perfil en Facebook:
https://es-es.facebook.com/pages/Club-Malague%C3%B1o-de-Surf/110481082388827?sk=wall&filter=12/

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.