El tribunal condena solo por desobediencia al capitán del ‘Prestige’

prestigeUna de las mayores catástrofes ecológicas de Europa, la marea negra que a finales de 2002 provocó en el norte de España y el sur de Francia el naufragio del petrolero Prestige, se ha saldado únicamente por la condena a nueve meses de cárcel por un delito de desobediencia al capitán del buque, el griego Apostolos Mangouras.

El único condenado, de 78 años, no irá a la cárcel. Los jueces han decidido además que la responsabilidad civil por los daños que causó el desastre ecológico deberá asumirla la aseguradora del buque. El tribunal que juzgó el caso, sin embargo, ha decidido absolver de la acusación de delito contra el medio ambiente al capitán y al jefe de máquinas del buque, y de todos los cargos al entonces director general de la Marina Mercante española, que ordenó alejar el petrolero de la costa después de que este sufriese una vía de agua frente a las costas de Galicia, hace hoy justamente 11 años.

Publicidad

La sentencia, leída por el presidente del tribunal, Juan Luis Pía, considera que el accidente fue propiciado por el “deficiente estado de mantenimiento y conservación” de una nave que entonces tenía ya 26 años de antigüedad. Pero al mismo tiempo concluye que no se ha podido comprobar quer ni el capitán, Apostolos Mangouras, ni si jefe de máquinas, Nikolaos Argyropoulos, fueran conscientes del peligro que representaba el buque para la navegación, ya que de ser así “estarían poniendo en peligro sus propios vidas”. La sentencia señala que las carencias del buque no fueron advertidas porque las inspecciones de control sobre su estado resultaron insuficientes. Y atribuye esa responsabilidad a la sociedad estadounidense American Bureau of Shipping (ABS) que expidió el certificado de navegabilidad del Prestige, una “empresa privada que desarrolla una lucrativa actividad”. Sin embargo, el tribunal sí condena a Mangouras por el delito de desobediencia, al negarse a llevar el buque a alta mar cuando se le ordenaron las autoridades españolas.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.