El Trastero de Rincón

trasteroDesde una batería de móvil por cincuenta céntimos, hasta una lámpara de techo de bronce y cristal por 650 euros. Toda una amplia gama de artículos que en algunos hogares han quedado arrumbados y en otros forman parte del nuevo mobiliario adquirido a un módico precio. Eso es El Trastero, la nueva tienda de Rincón de la Victoria que en tan solo tres meses ya ha roto esquemas como novedad empresarial.

El objetivo es el siguiente: la gente limpia sus casas de cosas que no utiliza y al mismo tiempo otras personas pueden adquirir esos artículos en buen estado a un precio inferior al del mercado. La dueña del establecimiento, María del Mar Sánchez explica que “antes todo el mundo quería estrenar las cosas, pero que tal y como están las circunstancias, hay objetos que apenas se utilizan y que se pueden comprar a buen precio aunque sean de segunda mano”.

Por ejemplo los artículos de bebé como las cunas, las sillas o la ropa, solo se utiliza tres meses y el dinero que vale en la tienda no se amortiza. También hay ropa en esta tienda, pero reconocen que en general la gente es reacia a ponerse “la ropa de la vecina”.

Cero euros de inversión

Los dueños no compran nada, ellos son meros intermediarios. Los interesados llegan con sus artículos, les ponen el precio, “siempre que no sea desorbitado”, y los dejan durante seis meses. Cuando se venden el 65 por ciento de lo obtenido es para el propietario y el 35 por ciento se lo quedan los empresarios. Si transcurrido ese periodo el artículo no se ha vendido se devuelve al propietario o se dona a organizaciones.

De esta forma, afirman que en tres meses que llevan abiertos no han tenido que poner ningún euro, “todo son ganancias”. María del Mar y su socio se quedaron en paro y decidieron montar algo novedoso y por el momento no pueden quejarse.
Un caparazón de tortuga, unas raquetas de pádel, reproductores de vídeos VHS, libros, vestidos de flamenca, mini-cadenas, cámaras analógicas, muletas, juegos, cintas andadoras…todo un sinfín de cosas que hacen que el local, situado en la avenida del Mediterráneo, se les quede chico y por ello a veces funcionas con las redes sociales y la web para poner en contacto a vendedores y compradores sin pasar por la tienda.

Tienen gente de Málaga, de Vélez Málaga, extranjeros… pero sobre todo residentes en el municipio que han visto una buena oportunidad de sacar los trastos viejos a la calle y de paso comprar algún que otro chollo. “Hay gente que viene todos los días, a ver la mercancía que ha entrado y para que no se le adelante”, afirma y añade que “a veces algunas personas me piden cosas directamente y yo me encargo de buscar alguien que pueda tenerlas”.

Esta idea empresarial es poco usual en España, pero en países vecinos como Inglaterra los mercados de segunda mano están a la orden del día, incluso hay lugares habilitados para que determinados días a la semana cada uno ponga en exposición sus artículos para vender.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.