El terremoto de la sucesión de Griñán

griñan2José Antonio Griñán es un hombre imprevisible, espontáneo, propenso a las griñanadas. Unas son geniales; otras lo son menos. Con el anuncio del miércoles de que no repetirá como candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, a tres años de las elecciones, y de que quiere limitar a dos los mandatos no estamos ante una de ellas, sino ante una jugada, muy meditada, que se encuadra en la primera de las categorías.

La operación recibe el calificativo de “habilidosa” por parte de la mayoría del PSOE andaluz, la aplaudan o no. Ese día, Griñán hizo público en el pleno del Parlamento que tenía decidido desde hace “mucho tiempo”, como reconoció ante los diputados del grupo socialista a puerta cerrada, no repetir como cartel electoral. Y esa decisión, que forma parte de una convicción personal profunda y auténtica, ha provocado un terremoto y una convulsión en su formación, en el PP, en Izquierda Unida y en la Junta de Andalucía, donde los cambios siempre generan incertidumbres.

Publicidad
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.