El primer amor adolescente de verano

PAREJAQuienes fuimos adolescentes recordamos esa ilusionante y turbulenta etapa de la vida, caracterizada por la transición entre la niñez y la juventud, en la que buscábamos construir nuestra propia personalidad diferenciándonos de nuestros padres por los vínculos afectivos con nuestras amistades.

En la adolescencia hay cambios profundos, no sólo fisiológicos y físicos sino los debidos al proceso psicológico de desarrollo personal, emocional y social, alternándose la alegría, la incertidumbre y el sufrimiento, siendo especialmente necesaria la atención, comprensión y apoyo familiar.

Publicidad

Surgen las atracciones entre adolescentes más allá de la amistad, creando ilusión e inseguridad, ante el deseo y la necesidad de ser aceptados afectivamente.

La aparición del primer amor se magnifica y las reacciones de los adultos pueden favorecer o complicar la situación, especialmente si la pareja elegida por la chica o el chico no son como imaginaban sus padres o sobre todo si fuera de su mismo sexo.

¿Cuál debe ser la actitud general adecuada como educadores?

En ésta difícil etapa previa a ser adultos es muy importante la actitud que deben adoptar los padres y educadores, que deberá caracterizarse por:

Acompañamiento: hacerles ver que estamos a su lado como adultos atentos a su vida aportándoles confianza y seguridad, sin olvidar las pautas educativas y límites adecuados.

Apoyándoles: facilitando que aprendan por sí mismos para lo cual deben tomar sus propias decisiones, animándoles aunque se equivoque

Empatizando: ponernos en su lugar favoreciendo su expresión de emociones y opiniones personales.

Respetándoles: aceptando que deben vivir su vida con su propia personalidad aunque no sea tal como nos gustaría.

Educando: con nuestro mejor modelo de conducta sin olvidar que educar es distinto que ser amigos o colegas.

El verano época de intensos amores
Cuando recordamos nuestro primer amor entendemos mucho mejor al adolescente sintiendo su primera relación de pareja, reviviendo con nuestros recuerdos aquellos amores veraniegos muchas veces efímeros que nos llenaban de pasión e intensidad fugaz.

En cualquier edad el verano es una época que favorece la novedad y conocer personas al salir de la rutina habitual, por lo que las vacaciones, los viajes y las actividades de ocio propician enamoramientos que suelen terminar cuando volvemos a nuestras ocupaciones y ciudades habituales.

¿Que hacer cuando no nos gusta la pareja del adolescente?
Debemos preguntarnos por qué no nos gusta, si se debe a nuestros prejuicios, expectativas no cumplidas o porque creemos que es una pareja tóxica por su comportamiento agresivo o adictivo.

Conviene actuar con prudencia y comunicación ya que oponernos frontalmente hará que ese adolescente se distancie más de nosotros y se encierren en esa pareja que no nos gustaba, produciéndose el efecto contrario al deseado .

Prohibir sin razonar aumentará el empecinamiento del adolescente produciéndose el llamado síndrome Romeo y Julieta de exaltación del amor trágico que tan malas consecuencias produce .

Qué hacer cuando se acaba el primer amor del adolescente
La novedad e inexperiencia del primer amor hace magnificarlo por lo que cuando se termina los adolescentes llegan a poder sentir que se acaba la vida o que no merece la pena vivirla, por ello no debemos quitarle importancia a sus sinceros sentimientos y aún menos ridiculizarlos.

Con paciencia, actitud abierta y comprensiva consolaremos su pena y desgarro emocional, mostraremos nuestro apoyo afectivo empatizando abrazándoles para que se sientan acompañados.

Conviene resaltar sus valores positivos, que tendrán muchas oportunidades más adelante y que la vida merece vivirla con esperanza e ilusión aprovechando cada día.

Fernando Gálligo Estévez es psicólogo. Ha realizado los Cursos de Doctorado en Psicología (Universidad Complutense de Madrid), Máster en Recursos Humanos (Universidad de Sevilla), Máster en Sexología (Sociedad Sexológica Malagueña) y Experto Universitario en Género e Igualdad de Oportunidades (Universidad de Málaga). Desde el 1 de enero del año 2000 trabaja como psicólogo del Instituto Andaluz de la Mujer en Málaga. Además, es formador universitario y de profesionales de Administraciones Públicas y empresas privadas. Ha publicado los libros “SOS…Mi chico me pega pero yo le quiero” 2ª ed. marzo 2013 (editorial Pirámide), “Amando sin dolor, disfrutar amando” 1ª ed. mayo 2013 (editorial Pirámide) y las monografías “Trátame bien” (Junta de Andalucía) y “Ámame bien” (Universidad de Alicante). Escribe habitualmente artículos y colabora en prensa, radio y televisión a nivel nacional.

Publicidad
Victoria Contreras
Periodista con más de siete años de experiencia en medios y comunicación institucional en Málaga y Rincón de la Victoria. Co-fundadora de La Voz de Hoy en septiembre de 2012 con el objetivo de dar un espacio de información, opinión y participación a la ciudadanía. Sin periodismo no hay democracia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.